Viernes, 16 de Noviembre de 2018

Los estatales rechazan la propuesta del Gobierno

En las últimas horas el Gobierno de la Provincia comunicó una nueva, última y definitiva propuesta para los estatales en el marco de las negociaciones paritarias de cara a 2018. La misma consta del pago de un bono en forma de compensación por el desfasaje provocado por la inflación registrada a la fecha.

El incremento salarial se pagaría en tres veces: el 5 % a partir del 1 de enero de 2018; el 5,2 % a partir del 1 de junio y el 5,5 % a partir del 1 de noviembre, no acumulables. Esta propuesta supera la que se realizó inicialmente de un 14% de incremento salarial y el pago de un bono de $5000. Esta oferta es igual para todos los trabajadores estatales con alguna posibilidad de evaluar mejorar algún ítem en particular que  se plantee en reuniones técnicas y sea considerado razonable.

La gestión actual espera poder cerrar los acuerdos con los gremios antes del cierre de año. En relación a esto el Secretario General de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de la Provincia de Mendoza Roberto Macho “entendemos que la cláusula gatillo que se firmó es para discutir salario en blanco y no un bono de fin de año para todos los trabajadores.  Si el gobernador está dispuesto a dar un bono a los estatales que lo dé, no nos oponemos, pero nosotros nos sentamos a debatir salario”. Macho explicó que desde el sindicato no aceptaran un aumento del 15,7% ya que hay que contemplar que los salarios ya vienen atrasados y es mucha la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores. En la misma línea, aseguró   que si esta es la última oferta del Gobierno provincial, este “será un problema de Cornejo” y agregó “tendrían que ver un poquito más los porcentajes porque si no los compañeros van a salir a la calle”. Asimismo, el gremialista aseguró que según las distintas consultoras el año que viene la inflación va a estar en el orden de entre un 23 y un 24%.