Vecinos reclaman el asfalto de la Avenida Libertador

Los vecinos que viven en las cuadras de Avenida Libertador desde el 1300 al 1800 han manifestado su malestar por la situación en la que se encuentra el asfalto de esta arteria tan transitada en el departamento de San Rafael.

El estado deplorable en de la avenida, que la reduce a una sola mano transitable, perjudica también a quienes trabajan por la zona o transitan por allí. Sucede que en ese tramo se realizó un cableado subterráneo como parte de la obra que implica el desarrollo de la línea de alta tensión Nihuil IV, obra que se espera esté finalizada para fin de año, adelantándose a la época de altas temperaturas que generan una gran demanda eléctrica. En el mes de Agosto la línea subterránea estaba concluida, es decir la etapa de canalización principal sobre avenida El Libertador, hasta su cruce con la calle Juan XXIII concluyó hace cuatro meses. Se instalaron 1.800 metros de cable de 1.000 milímetros cuadrados de sección (3 fases de 600 metros cada una) e incluso se ha realizado el cruce subterráneo bajo la calle Juan XXIII. Así se llevó adelante la construcción de 2 kilómetros de línea subterránea de alta tensión en el tramo final de avenida Libertador. Sin embargo y a pesar de estar finalizada esa parte de la obra, no se realizó la pavimentación correspondiente para dejar la avenida en buenas condiciones para circular dado que por allí no solamente transitan vehículos particulares sino también medios de transporte público.

En tanto, con la puesta en funcionamiento de esta obra, se mitigarán los cortes. La interconexión en 132 kilovoltios de tensión entre Nihuil IV y la estación transformadora de San Rafael optimizarán el servicio y le darán más confiabilidad al sistema. San Rafael era, hasta el momento, una de las pocas ciudades con más de 100 mil habitantes que poseía un sistema eléctrico de una sola entrada, lo que generaba inestabilidad e inseguridad.

Para escucharnos desde otro navegador que no sea Google Chrome, hacé click aquí.