Domingo, 18 de Noviembre de 2018

Asfaltado: “una súplica desde Los Claveles”

700 familias y mucha gente que viaja diariamente al lugar reclaman mejoras

 

El pueblo de Los Claveles, es una pieza mas de este San Rafael que apenas a 5 kilómetros de la ciudad encierra bellezas naturales, la tranquilidad de un lugar alejado del ruido artificial de la ciudad, con un verde predominante y una población de 700 familias, pero con gran transito vehicular, atendiendo que se trata de una zona de mucha producción frutícola y agrícola. Los Claveles es una opción más que une a San Rafael con General Alvear es por ello que los vecinos reclaman un poco de atención y más aún, “asfaltado”.

A minutos del Km 0, arribando a Los Claveles te encontras con el centro de salud Nº 324, la escuela de nivel primario 1-395 Pedro de Mendoza y un centro deportivo, además de un almacén de características como los de ramos generales, siendo este el salvavidas de toda la comunidad del lugar ya que no hay otros comercios en la zona, convirtiéndose en un punto de referencia e interacción donde convergen desde distintos puntos y por distintas necesidades los lugareños.

La mayoría de los habitantes son productores frutihortícolas y muchos están innovando en la producción de frutas y verduras orgánicas, lo que genera un traslado constante de viajes y traslados de un lado al otro del pueblo.

La necesidad de asfaltado y mejoras de los caminos es inminente, ya que allí a diario viajan docentes, los profesionales médicos y empleados que prestan servicio en los establecimientos públicos mencionados, además de proveedores que llevan sus mercaderías al lugar.

La calle principal si bien está pavimentada, actualmente se encuentra casi al 100% deteriorada, transformándose en un riesgo constante para quienes la transitan, no solo por la posibilidad de accidentes, sino por las roturas de vehículos a consecuencia de las pésimas condiciones.

Los vecinos manifiestan a INFO YA! al menos que como a modo de reconocimiento por el esfuerzo constante de seguir trabajando la tierra y fomentando la producción agrícola y ahora orgánica se les escuche y a quien le corresponda que los ayude para contribuir con algo tan básico y que no debería faltar en ningún lugar:  calles dignas de ser transitadas.