Domingo, 23 de Septiembre de 2018

El caravanazo fue un éxito colectivo y para la lucha

“Caravanazo del No”, un granito de arena importantísimo para crear vínculos provinciales  

Pasadas las 5.30 de la madrugada del lunes, el mástil de la bandera fue el punto de partida de alvearenses y sanrafaelinos que habían coordinado un caravanazo con destino al acto del Gobernador Cornejo en Rivadavia.  Pasadas las 6 ya estaban en ruta, alzando gente y acoplando vehículos que habían contactado por redes sociales, incluso familias que aguardaban en el puente de Ugarteche, y en el Puente Azcuénaga. El viaje fue tranquilo, hasta San Martin, que en un control policial dejaron pasar los vehículos, no así a las combis, que fueron detenidas “hasta ahí parecía algo de rutina”, explicaron integrantes de la Agrupación  Lucha, Tierra y Agua, tal como en todas las rutas, sin embargo mas allá que todo estaba en regla, se les pregunto ¿ustedes van a la manifestación contra Cornejo?, a lo que rápidamente respondieron, “vamos a entregarle un petitorio de forma pacífica y en mano”, esta “demora” fue de 45 minutos, tiempo jugado para los vecinos autoconvocados que desde las 4 de la madrugada se congregaban bajo la causa que protege el agua, en contra del Fracking y con un petitorio que pide la no ampliación de la Corte Suprema que pide el gobernador.  

Es importante destacar que no hubo agresiones, ni destrato, tampoco abuso de autoridad, el personal les explicó “solo obedecemos órdenes de arriba”. Al cabo de una hora casi les permitieron continuar. De ahí el próximo “control” los demoró varios minutos en la entrada a Rivadavia y por ultimo un tercer obstáculo policial para los defensores del agua fue a escasos 500 metros del acto donde estaba el gobernador “ante la desesperación que se iba Cornejo, a quien le queríamos hablar como vecinos y entregarle el petitorio quisimos bajar e ir caminando, primero nos dijeron que no podíamos porque estábamos semi-detenidos”, relató Arreseygor, una docente que le puso cuerpo y voz a esta causa, “luego sí, cuando Cornejo ya se había retirado nos dejaron ir”.

Aunque no concretaron la entrega en mano con el representante de los mendocinos, toda esta movida tuvo excelentes frutos, los vecinos de Rivadavia al ver la desesperación de las palabras de los vecinos contando acerca de todo lo vivido para llegar hasta su ciudad, se sumaron con cantos, les tomaron fotografías, aplaudieron y algunos estudiantes intercambiaron contacto para trabajar a fututo o por una futura convocatoria.

David Ortiz, desde la agrupación de vecinos expresó “Fuimos felices de haber vivido un Día de la Independencia haciendo cientos de kilómetros para expresar nuestra lucha que es por todos. El impacto visual, el acompañamiento de los vecinos, y el hecho de encontrar, conocer y sumar más gente fiel a principios colectivos, eso es un gran triunfo como vecinos de esta tierra”.

Desde General Alvear, Esteban Servat se sumó acompañado por vecinos que buscan que los vínculos provinciales de gente comprometida y con ganas de actuar crezcan para que se consolide fuertemente este objetivo mendocino.