Mamá de Genaro: “Considero que esto no es justo”

Después de que se conociera la condena a 3 años y nueve meses de prisión a Julieta Silva por atropellar y matar a Genaro Fortunato, a la salida del boliche Mona en San Rafael, habló la mamá del joven rugbier.

Supo tener un perfil bajo y aguardó hasta el día de la sentencia. Cuando el juez le preguntó a Julieta si quería decir sus últimas palabras antes de la condena ella evitó pronunciarse, pero sí lo hizo la mamá de Genaro, Graciela Linares: "¿Por qué, Julieta, por qué? Arruinaste dos familias", le dijo a la acusada. Más tarde Graciela, al igual que toda la familia de Genaro, escucharon cuando el tribunal de la 1° Cámara en lo Criminal de la 2° Circunscripción Judicial de Mendoza, conformado por los jueces Rodolfo Luque, Julio Bittar y María Eugenia Laigle declaraban a Julieta culpable por homicidio culposo agravado, es decir que no tuvo la intención de matar a Genaro, y es agravado por la conducta antirreglamentaria al volante. Además la inhabilitaron para conducir vehículos por 8 años.

En Vibra FM Graciela contó: “Estoy con un sabor amargo porque considero que esto no es lo justo, más allá del tiempo que se le otorgara a Julieta, a mi a Genaro no me lo devuelve nadie, pero considero que hay suficientes elemento de prueba que acreditan que esto no fue un accidente, hay muchas que se han desestimado y querría saber porque”.

La fiscalía adelantó que apelará la sentencia en Casación. Si ésta se confirma, la condenada podría pedir la libertad condicional al cumplir los dos tercios de la pena, es decir, dentro de 20 meses, en mayo de 2020, ya que desde septiembre del año pasado está detenida. Y se determinó que continúe detenida, como hasta ahora, con prisión domiciliaria. El próximo domingo se cumplirá un año de la muerte de Genaro. La familia Fortunato esperaba la máxima condena para Julieta, prisión perpetua, por homicidio agravado por el vínculo.