El destacado trabajo de la Policía Rural en el Sur mendocino

Cómo es la labor que desempeña la Policía Rural, cuáles son las incumbencias de esta especialidad son algunas de las cosas que comentó en “Hijos del rigor”, por Vibra FM (100.3), Carlos Arias, jefe de la Policía Rural. “Tenemos a cargo del 53% de la provincia, desde el arroyo Las Peñas hacia el sur, es decir los departamentos de San Rafael, General Alvear y Malargüe”, explicó.

Arias comentó que son policías convencionales pero la especialidad hace que usen otro uniforme. “En mi caso soy egresado de la escuela de oficiales, hace 13 años el jefe de la distrital en ese momento me convocó para la creación de la Policía Rural y desde entonces me desempeño en esta función”, afirmó. “Es una especialidad como puede ser narcotráfico o cuerpos especiales por ejemplo, pero la Policía Rural tiene que tener en cuenta leyes que tienen trato especial como la de ganadería, la ley federal de carnes (de transporte de sustancias alimenticias), entre otras. También el hecho de llevar armas y poseer la tenencia para hacerlo o no”, señaló. Al respecto agregó: “No cualquiera puede portar un arma, puede tener un trámite para tener un arma, pero tiene que estar capacitado y cumplir una serie de requisitos para tener un arma en custodia”.
En cuanto a la cacería, dijo que “se puede cazar el chancho jabalí, la liebre de Castilla (de orejas grandes) y el conejo del palo que se encuentra en la zona de la precordillera. Hay una serie de requisitos para cazar y de acuerdo a si es caza mayor o menor. Es decir en caza menor no está autorizada la caza con jauría sino con un arma, mientras que en caza mayor, para el chancho jabalí por ejemplo es igual pero hace falta tener una credencial que se tramita en Recursos Naturales, se hace con un arma más grande”.
Según Arias las actividades delictivas van mutando, “los cazadores van cambiando la forma de realizar la actividad, hemos detectado que van las esposas en autos de alta gama y se traen la cacería y los hombres vienen sin nada”. En el caso de la carne decomisada aseveró que “al ser carne silvestre no hay estudio que autorice a entregarlo a alguna entidad, por lo tanto se procede a desnaturalizarlo, se lo rocía con combustible y se quema delante de testigos que serían las personas infractoras”.
Los animales sueltos en las rutas sigue siendo un problema diario al que se enfrenta la Policía Rural. “Todos los días hacemos traslados de ganado suelto en la vía pública, en la Cuesta de los Terneros por ejemplo”, y explicó que los animales son llevados a un corral que antes era del municipio pero ahora la Policía Rural tiene un corral público, perteneciente al Estado. “Al llevar un animal al corral se hace un expediente como un vehículo, quien lo reclama tiene que acreditar la propiedad, tiene que pagar un código que ronda $2.800, después hacer sangrado para que sepa que se retira el animal en buen estado”.
En el país 23 provincias tienen policía rural, la más grande es la de la provincia de Buenos Aires, “pero es una problemática a nivel nacional que a nosotros se nos agrava porque tenemos campos abiertos, con desinterés de algunos productores que no recorren para ver y atender sus animales a diario y reclaman después de varios días”. Arias recordó que cuando se ve animales sueltos en las rutas hay que dar aviso al 911 y señaló que la Policía Rural tiene en el Sur una delegación en Colonia Elena (ruta 146 y 154) y una subdelegación en el paraje Los Compartos, entre Bowen y Alvear.