Domingo, 18 de Noviembre de 2018

Proyecto para que la provincia se haga cargo de la vieja terminal de ómnibus

 A través de un proyecto de ley, el diputado Gustavo Ruiz (Cambia Mendoza) propuso que la vieja terminal de ómnibus ubicada en Coronel Suárez, entre Avellaneda y Almafuerte,  sea declarada de utilidad pública y se le dé la posibilidad al gobierno provincial hacerse cargo del lugar que hoy pertenece al municipio local. Este pedido se funda en el estado de abandono en el que se encuentra ese predio desde 2011 cuando fue inaugurada la terminal “Néstor Kirchner”, sólo cediendo el predio como playa de estacionamiento pero sin hacer nada para mejorar el espacio.

En estos siete años que dejo de funcionar como tal, el Municipio de San Rafael no hizo nada por él, señaló Ruiz quien agregó que en las condiciones en que se encuentra genera un área insegura para los vecinos, trabajadores y comerciantes de la zona. Además, destacó que la comuna no tiene proyectos a corto plazo en relación al lugar, por lo que estima necesario llevar adelante acciones para que el edificio no siga deteriorándose.

A través del proyecto de ley solicitó la declaración de utilidad pública y expropiación del terreno, para que el gobierno provincial se haga cargo del mismo, ya que cuenta con una serie de estudios y proyectos en el marco del Plan Integral de Movilidad para el Gran Mendoza, 2030, que contempla como estrategia de largo plazo recuperar y poner en valor estaciones y áreas del ex Ferrocarril como medida para consolidar cabeceras y nodos importantes para el desarrollo de los departamentos. “Dicha medida se prevé como respuesta a la necesidad de consolidad la ciudad, resolver los problemas que generan los vacíos urbanos y tender hacia un desarrollo sostenible del crecimiento urbano. Esto perfectamente se puede trasladar y adaptar al edificio de la antigua terminal de ómnibus de nuestro departamento”, explicó el legislador.

“Durante 58 años la terminal fue la puerta por la cual se les daba la bienvenida a los visitantes de San Rafael; la fachada de la terminal, con su característico arco, es postal del sur de Mendoza. Hoy, debido al desuso provocado por la construcción y funcionamiento de la nueva terminal, la denominada “vieja terminal”, se ha convertido en un edificio vetusto, sucio, abandonado generando un área insegura para los vecinos, trabajadores y comerciantes de la zona. Lo peor de todo, no hay planes de corto plazo para el mismo”, señala Ruiz. Y concluye: “Es necesario de forma urgente llevar adelante acciones necesarias para que el edificio no siga deteriorándose”.