Cómo trabaja el centro asistencial de adicciones

El abuso en el consumo de sustancias perjudiciales para la salud es una de las problemáticas más preocupantes en el país y la Provincia de Mendoza no es la excepción. Más de 4000 personas concurren por año a los centros asistenciales de adicciones que dependen de la Provincia, y muchas otras se acercan a centros independientes también en búsqueda de contención y ayuda profesional.

Verónica Carballo y Marina Soroche, ambas Licenciadas en Trabajo Social y Pablo Lucero, médico psiquiatra, son parte del Centro Preventivo Asistencial de Adicciones (CPAA) y estuvieron en los estudios de Vibra FM para contarnos cómo es la labor que realizan. “El abordaje que se hace es interdisciplinario se trabaja en equipo, con cada paciente intervienen profesionales en el aspecto social, en psicología y en psiquiatría” cuenta Pablo y detalla: “Las drogas se clasifican en legales e ilegales, y por su mecanismo de acción: estimulantes depresoras y alucinógenas”.
“Lo primero en lo que se trabaja es en que la persona registre la relación problemática con la sustancia, actualmente se habla de consumo problemático no de adicción, y en vez de paciente decimos usuario de salud, han ido cambiando ciertas categorías” cuentan los profesionales y advierten: “Que las drogas sean legales no significa que haya que abusar de su uso, psicofármacos, tabaco, alcohol son drogas legales pero también en exceso peligrosas”.
En el centro preventivo, que funciona en Comandante Salas 567, se prestan tratamientos ambulatorios: simple, donde el abordaje al paciente es psicoterapéutico con orientación familiar y, el intensivo que implica casos más complejos que requieren mayor cantidad de sesiones semanales y un control diario de medicación. A su vez existen tratamientos grupales destinados tanto a pacientes como a familias.