El servicio de cloacas del Cañón del Atuel ahora en manos de los inspectores de cauce

Desde el lunes la Inspección de Cauce del Cañón del Atuel asumió la tenencia del servicio de saneamiento y de agua potable.

Este servicio se brindó hasta el momento a través de un operador temporal, hasta que el EPAS decidiera un nuevo concesionario. Debido a las gestiones del Departamento General de Irrigación y el criterio del Ente Provincial el nuevo prestador es esta Inspección que es un ejemplo de integración y participación en todo Mendoza.

El acto de traspaso fue encabezado por el titular de Irrigación, el superintendente Sergio Marinelli, quien señaló que “la administración va a ser propia, prácticamente es como una cooperativa, los propios usuarios van a administrar su servicio, eso es lo bueno, además al inspector de cauce lo eligen los regantes, no es un funcionario de gobierno”. Es que cada prestador de la zona de Valle Grande es considerado regante ya que tiene tomas en el río Atuel para proveerse agua para potabilizar.

En cuanto al sistema de cloacas, Marinelli señaló que la empresa Carmen Ojeda S.A que construyó la red era hasta ahora la administradora porque no se había realizado una concesión previa. Cabe recordar que la planta de tratamiento de líquidos cloacales funciona desde hace unos siete años,  tiene una extensión de 22 kilómetros y la mayoría de los emprendimientos están conectados.