Piden la renuncia del presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura

El dirigente radical Fernando Armagnague envió una carta documento pidiendo la renuncia de Carlos Tizzio, al frente del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), ya que estima que parte de la crisis que atraviesa el sector se debe a que aún no se han dado a conocer las estimaciones para la presente vendimia, una información esencial para muchos actores de la cadena.


Fernando Armagnague, un histórico dirigente radical, a través de una carta documento a Tizzio  solicitó su renuncia a la presidencia del INV, donde lo emplazó a que en 48 horas de a conocer la estimación de la cosecha, para que los pequeños y medianos productores sepan a qué atenerse. Esta situación de anomalía por la falta de estimaciones de cosecha es lo que lo llevó a pedir que renuncie, ya que habitualmente estos datos se difunden con anterioridad. Esto perjudica a las provincias vitivinícolas porque no pueden planificar las políticas para el año, perjudicando especialmente al pequeño y mediano productor y beneficiando al bodeguero.

Armagnague, dijo a Vibra FM (100.3) que “es una situación bastante irregular porque lo normal es que el pronóstico de estimación de cosecha se realice a mediados de enero. Extraoficialmente se dice que habría 60.000 millones de litros de vino, pero esto no es exacto y lo que se necesita es que el INV diga cuánto stock vínico hay y cómo viene la cosecha, por ejemplo”. Y agregó que “este año esto es muy sintomático porque si se dice que hay una sobreoferta, por qué hace un año los bodegueros tuvieron que pedir que se importara vino de Chile. Dicen que hay sobreoferta para que los pequeños y medianos productores cobren menos”.