Domingo, 15 de Septiembre de 2019

El testimonio de un Kelper en San Rafael

Alejandro Betts es el residente 2.248 de las Islas Malvinas. Durante la guerra, Betts asistió a los soldados argentinos y trasladó cargamentos, por lo que fue considerado veterano civil del conflicto del Atlántico Sur de 1982. Estará en la ciudad para participar de las Segundas Jornadas de Malvinización del Sur Mendocino.


Por segunda vez se realizarán las Jornadas de Malvinización del Sur Mendocino, organizadas por el Instituto de Formación Católica "Alfredo R. Bufano". Serán este viernes 7 de junio a partir de las 16 horas con entrada libre y gratuita. En ellas se reflexionará sobre la gesta de 1982 para que los estudiantes y el público tengan presente este acontecimiento que marcó la historia argentina. 

Desde hace años esta institución se ha declarado casa de los veteranos y posee un monumento en honor a los héroes, vivos y caídos en combate. Entre las diferentes actividades se realizarán charlas, testimonios y actos protocolares. Estará presente el autor del libro "Malvinas, fuego en el aire", Rodrigo Valdez, también se escucharán los testimonios de los veteranos de Malvinas, el padre Gabriel Zapata hará la disertación: "Malvinas y la espiritualidad" y a las 20 horas, Alejandro Betts, miembro del comité de descolonización de la ONU (representante de Argentina) ofrecerá su testimonio. Las actividades cierran con una peña patriótica a partir de las 21 horas.

El testimonio de un Kelper

Alejandro Betts nació en Malvinas y emigró en 1982 tras la guerra. Desde 2014 tiene un documento que lo hace argentino nativo de Tierra del Fuego e Islas del Atlántico Sur.

Fue el residente 2.248 de las Islas y el quinto de ocho hermanos. Nació en Puerto Argentino en octubre de 1947 y cuando terminó el colegio a los 14 años fue a la zona rural donde empezó a trabajar como esquilador de ovejas. Como contrataban "mano de obra chilena que era más barata que la argentina, yo les enseñaba inglés y ellos castellano", señaló en una entrevista a InfoBaeTV. Luego fue peón, mayordomo, domador, carpintero y hasta boyero. Finalmente, desde 1979 trabajó para la aerolínea argentina Líneas Aéreas del Estado (LADE) como controlador de tráfico aéreo en el aeropuerto de Puerto Argentino. Por entonces, la aerolínea tenía sucursal en Malvinas y había un vuelo semanal desde Comodoro Rivadavia.

Durante la guerra de Malvinas, Betts asistió a los soldados argentinos y trasladó cargamentos, por lo cual es considerado veterano civil del conflicto del Atlántico Sur de 1982 y percibe una pensión desde 2011 aunque no fue militar.