Domingo, 15 de Septiembre de 2019

“Acá hay gente que tiene 75 años y anda en bici como un pibe de 20”

 

Omar Alejandro Zárate es bicicletero hace 45 años. Hace 4 dejó estacionados el auto y la moto. Tiene rodados de la edad de Catherine Fulop. Para él la bici no va a morir nunca, pero dice que no es muy bueno que una persona mayor ande en bici porque los reflejos no son los mismos. 

 
La única manera de saber que hay un taller de bicicletas en la calle Segovia al 267 es por el de boca a boca. Tiene clientes de toda la vida. En el portón no hay un cartel ni nada. Solo hay que llamar con las palmas. Omar Alejandro Zárate es bicicletero desde que tenía 15 años de edad y hoy tiene 66. Fue lo que heredó de su padre. En el radiecito sonaba la voz de Aretha Franklin…

“Es mi vida. Tengo 45 años en esto. Acá es donde hago todo. No sé hacer otra cosa. He trabajado en construcción y me jubilé de una fábrica conservera. Pero mi fuerte es este oficio. Es lo que sé que puedo hacer bien. De pronto en una fábrica estás en un sector y luego te cambian, pero con esto me especialicé, es siempre lo mismo. Lo único es que ahora las bicicletas son más sofisticadas y necesitan recambios”.

Él anda en bici para todos lados. Tiene el auto estacionado y la moto también. Hace cuatro años que no toca los vehículos. Ni siquiera renovó la licencia de conducir porque ve que la gente “anda muy loca” en los autos. “Sacados, como fuera de lugar”, dice.

Para él la bicicleta no va a morir nunca. Es un medio de transporte cómodo, práctico y económico. “Si tienes que hacer tres o cuatro trámites al centro, ir a pagar una cosa pequeña, comprar algo, ir a un Rapipago, mirar vidrieras, es mucho más práctico en la bici. Con el auto vas a estacionar y después te vas a tener que mover 5 o 6 cuadras a pie para hacer los trámites porque quizás no encuentres lugar. Y en San Rafael hoy por hoy el parque automotor se ha incrementado una barbaridad y no hay lugar para estacionar. Claro no puedes cargar con bultos como en un vehículo, pero si tienes que hacer algo en contramano…con la bici lo puedes hacer”.

Cuando anda en bici se siente bien. Disfruta de poder pedalear y de que su cuerpo aún tiene la fuerza suficiente para mover una bicicleta. “Acá hay gente que tiene 75 años de edad y anda en bici como un pibe de 20. Yo tengo un compañero de 80 que viene en bici desde Cuadro Nacional y todos los días pasa despacito, pero va y viene… Tampoco es bueno que una persona mayor ande en bici porque los reflejos no son los mismos. De hecho, una señora me dio su bici para la venta, porque los hijos le prohibieron su uso. Una persona a esa edad cuando amagó a caerse… se va a caer”.

Rockero y jugador de bochas

En su casa taller tiene una mata de níspero que empezó a florecer. Unos perritos cariñosos y rodados de la edad de Catherine Fulop. También posee una herramienta antigua cuyo uso muchos no imaginan. En una repisa exhibe numerosos trofeos de bochas y con ellas los lentes que puso de moda John Lennon. Tiene unos negros y otros que compró un 12 de octubre cuando cumplió 20. El lugar parece un museo. De un lugar recóndito sacó una bocha de madera de los años de Matusalén. “Agárrale el peso a esto”, dice mientras sonaba The Doors en el radiecito.  

Omar es fanático de Creedence ClearWater Revival. Se sabe todos los nombres de los integrantes y en el ringtone de su teléfono celular suena una canción de Pappo. También es el delegado de Pedal Club ante la Asociación de Bochas y jugador con 40 años de práctica. Los martes y viernes por tradición cenan en el Club y el lunes pasado comenzó el Campeonato Aniversario del Club La Colina. Se jugará todas las noches durante 15 días. Juegan hombres y mujeres, parejas mixtas y tríos de caballeros. Son cerca de 35 equipos.

También juegan chicos. Dentro de poco la Sub15 viajará a jugar un Campeonato Argentino. Y la Sub9, los piojitos, también participarán.

Don Omar asiste a las reuniones, informa de las noticias, de los resultados, de los campeonatos, y los hace llegar a la Comisión. “Lo hago de manera personal. No uso el Whatsapp. No puedo entender la tecnología, soy chapado a la antigua”.

 

Gentileza: www.revistadivergente.com