Domingo, 15 de Septiembre de 2019

La “pastora incendiaria” esperará el juicio en libertad

 

Jeanette de las Mercedes Retamal recuperó la libertad, pero no podrá volver al barrio Cristiano hasta al menos la fecha del juicio oral.

El juez Sergio González hizo lugar al pedido del defensor Jorge Vitale en una audiencia oral realizada este martes a la mañana y dictó el cese de la prisión domiciliaria de la mujer por haber cumplido un año privada de la libertad, el mínimo de la pena que prevé la “tentativa de incendio”, el delito del que se la acusa.

De todos modos la autodenominada “pastora” no podrá acercarse a menos de mil metros del barrio Cristiano y tampoco salir del país por disposición del magistrado.

Se designó a una hija de Retamal para que garantice que la acusada no se acerque a las víctimas. El fiscal Javier Giaroli había solicitado el monitoreo por pulsera electrónica pero el pedido fue rechazado.

La investigación judicial está prácticamente terminada, sólo se resta la culminación de pericias psicológicas y psiquiátricas solicitadas en febrero por el abogado defensor y que son realizadas por un perito de parte y uno oficial del Cuerpo Médico Forense de Mendoza.

La defensa buscaría probar “incapacidad procesal”, lo que significa que no estaría en condiciones mentales para afrontar el proceso judicial, pero también sirvió como estrategia para llegar al plazo de un año en prisión preventiva y poder solicitar la libertad.

En caso que el resultado de las pericias indique que Retamal puede afrontar el proceso, la causa estaría en condiciones de ser elevada a juicio.

Se la acusa del delito de “incendio en grado de tentativa” en 21 hechos ocurridos entre 2015 y 2018 en un radio de 400 metros con epicentro en su domicilio en calle Callao 994 de barrio Cristiano