Piñón Fijo recordó sus primeros visitas a San Rafael como artista callejero

Piñón Fijo Piñón Fijo

 

Los chicos de San Rafael tendrán una nueva oportunidad de disfrutar de la alegría y las canciones de Piñón Fijo este jueves 11 a las 18 en el Teatro Roma.

El artista cordobés, de 53 años, ya acumula 30 años de trayectoria y en una amena charla con los conductores del programa “Te para tres” de Vibra FM (100.3) recordó sus inicios como artista callejero, que incluyó una actuación en San Rafael.

“La primera vez que yo llegué a esa ciudad lo hice cuando era artista callejero. Pasaba la gorra en una plaza de Carlos Paz, en un momento se detuvo una docente de San Rafael a ver qué hacía este payaso, le gustó lo que realizaba, le di una tarjetita con un número de teléfono. Se ve que la docente estaba más loca que este payaso, me llamó, me contrató, fui e hice un show para su jardín que se llamaba Los Mirasoles”.

El payaso que no revela su identidad ni su rostro se mostró agradecido por esto. “Era artista callejero, que alguien creyera en mi propuesta y se jugara por uno es importante”.

Además, “siempre soñé con tener una vida de artista, andar de gira, de lugar en lugar, esa fantasía no se daba muy seguido en ese tiempo porque no era muy conocido. Era una odisea viajar en una combi Volkswagen de Córdoba a San Rafael. Después se hizo costumbre, empezamos a ir una vez por año, y cuando aparecimos en la tele de Buenos Aires regresamos a San Rafael en más de una oportunidad, tengo un vínculo hermoso, es más, hace un tiempo le escribí una canción a Los Mirasoles”.

Mauricio Moscardo, uno de los conductores del programa, recordó que estuvo presente en el show que Piñón dio en ese jardín cuando apenas tenía 12 años y se tomó una foto con el artista que aún guarda. “Me dijeron que venía Piñón Fijo y yo me preguntaba quién era, pero cuando lo ví, me volví loco. Además ya hacía el ‘chu, chu, chua’. Yo siempre digo que conocí a Piñón cuando no estaba en el boom. Soy un ‘piñonista’ de la primera hora”, dijo entre risas.

Continuando con el repaso de su trayectoria artístita, Piñón Fijo dijo que “nunca hubiera proyectado entrar a un escenario con un teatro lleno, mirar a los costados y tener a mis hijos. Es un regalo de la vida. Y ahora con el valor agregado que más de una vez ingresa mi nieta Luna”.

Por último, invitó a que “el 11 de julio nos juntemos nuevamente a cantar muchas canciones de antes, pero también canciones nuevas para agradecer al público. Los espero a todos para divertirnos, reírnos y pasarla muy bien todos juntos, porque en esta crisis la única manera que salimos es con alegría, con entusiasmo, esperanza y estando todos juntos, que no sea solamente cuando la selección de fútbol canta el himno”.