“Queremos un lugar para la discapacidad en la agenda política del nuevo gobierno”

Pedro Ávalos, Confederación de Jubilados, Pensionados, Retirados, y Adultos Mayores del País Pedro Ávalos, Confederación de Jubilados, Pensionados, Retirados, y Adultos Mayores del País

 

Pedro Ávalos, de la CONJUB (Confederación de Jubilados, Pensionados, Retirados, y Adultos Mayores del País), que tiene un área relacionada a discapacidad, habló con Vibra FM (100.3) sobre la nueva ley de Pensiones por Discapacidad, el cumplimiento del cupo del 4% en trabajos en el sector público y en el sector  Privado), pasajes de Mediana y Larga distancia (que no se están entregando en forma) y los permisos para "kioscos Inclusivos" como fuente de trabajo en edificios públicos del Estado.

La CONJUB (Confederación de Jubilados, Pensionados, Retirados, y Adultos Mayores del País) nuclea a 8.000 centros de jubilados de todo el país y posee una secretaría de Discapacidad. “Estamos preocupados por la situación, no sólo no se cumple la normativa sino que la situación de las personas con discapacidad se ha visto agravada, porque en el 2016 por el decreto 908 se retiraron 1.000 millones de dólares destinados a la discapacidad de los fondos que financian las prestaciones para la discapacidad”, señaló. Y agregó que este dinero se puso en “la bicicleta financiera, así las prestaciones perdieron financiamiento”.

Explicó que en la práctica se les quitan audífonos, sillas de ruedas, aparatos ortopédicos, “pero no es solo eso sino que no se cumple por ejemplo el cupo del 4% en trabajos en Sector Público y también en el sector  Privado, sino que además han despedido a dos personas con discapacidad”.

Comentó que “en cada edificio público debería haber un kiosco para una persona con discapacidad que es una fuente de trabajo que le permitiría no tener que recibir una pensión, tener un trabajo digno”. Y agregó que en un relevamiento hecho entre Capital Federal y Buenos Aires hay más de 2.000 lugares donde se podrían trabajar estos kioscos y se adjudicaron solo 100 cuando hay más de 800 personas esperando desde hace más de 25 años. “Las terminales de ómnibus es un lugar donde correspondería que hubiera un kiosco a cargo de una persona con discapacidad”.

Si hay una persona que tiene su certificado de discapacidad actualizado, pertenece a Incluir Salud (obra social o programa de las personas que tienen pensiones no contributivas) y necesita un audífono o un elemento ortopédico, Ávalos dijo que hay un fondo de 700.000.000 de pesos destinado a comprar estas cosas para la gente más necesitada, “tiene que entrar al a página de la agencia nacional de discapacidad y hacer la gestión por la misma web. El gobierno no difunde esto y este dinero lo destina a otra cosa y somos 5.000.000 de personas con discapacidad en todo el país”.

Desde la Confederación llevan adelante una  campaña convocando a  personas con discapacidad que quieran acceder a un kiosco de este tipo en una repartición pública y se le patrocina el amparo correspondiente. “En San Rafael por ejemplo si alguien quiere poner un kisoco en AFIP se puede poner en contacto con nosotros por WhatsApp al 11 37620347, para poder ayudarlo a defender sus derechos”, afirmó. Y agregó: “Le decimos a los políticos en esta campaña queremos un lugar para la discapacidad en la agenda política del nuevo gobierno”.