Dos parejas de viajeros se conocieron en Bariloche y ahora comparten temporada en San Rafael

 

Se trata de Julieta, Beto y su gata Titi, de Capital Federal que viajan en un Motorhome; y de Mery, Wally y su perro Tyrion de Brasil, los primeros llevan 10 meses en ruta recorriendo el Litoral, luego hasta Ushuaia, el sur de Chile, y ahora están subiendo nuevamente por Ruta 40, mientras que los brasileros desde hace 1 año y 4 meses transitan su viaje partiendo de su lugar de Rio de Janeiro, Brasil “recorrimos Brasil, Uruguay, Argentina”. Ambas parejas se conocieron en Bariloche, luego cada uno siguió su camino y ahora nuevamente han coincidido en nuestro San Rafael donde están encantados con el paisaje y sus días en la ciudad.

Julieta tiene 25 años, viaja con su novio Beto de 37 y su gata Titi de 3 años en un Motorhome. Son de Capital Federal y según contaron a Info YA! ellos tenían una vida de buen pasar, buenos trabajos, en oficinas y vivían en un pequeño mono ambiente.

Es el primer viaje con la camioneta, antes en sus trabajos tenían sus vacaciones de 15 días y no les parecía suficiente para apreciar los lugares que deseaban conocer por eso es que se propusieron dejar todo y lanzarse a una enorme aventura.

“Compramos la camioneta, fue un año de ahorro, más dos años de construcción y restauración del vehículo, pusimos fecha y salimos” contó con enorme orgullo Julieta. Aseguró que no se arrepienten y que  piensan seguir.

En la ruta conocen a mucha gente, “hay viajeros con familias, gente sola, personas mayores, con mascotas, de todo”.

Cuentan con una página que se llama: “Vueltaxamerica”, allí cuentan acerca de su viaje, suben fotos, etc.

En el camino venden artesanías, con eso se sustentan “como no sabemos cuándo volveremos a casa: sí pegamos un buen trabajo en algún lugar nos quedamos el tiempo que sea necesario, trabajamos una temporada, y salimos a la ruta de nuevo”.

La familia en un principio les decía que estaban locos, pero como tardaron 3 años en ahorrar y preparar la camioneta “se fue diluyendo para el resto y creían que no íbamos a salir más, hasta que salimos” afirmó Julieta.

Esta aventura de la pareja ha ayudado e impulsado a que sus familias viajen y conozcan otros lugares “nos van a ver a algunos lugares donde nos quedamos” relató. Han conocido lugares que quizás de otra manera nunca lo hubiese hecho. “Fue una revolución positiva para toda la familia” dijo a Info YA!

Par la gente que se acerca a conocerlos y a curiosear sobre la historia, ellos los instan a que viajen, a que salgan, se arriesguen “en el peor de los casos les tocará volver a hacer lo que ya hacían antes” agregó “nosotros éramos felices en Buenos Aires pero queríamos vivir otra experiencia, no quedarnos con la duda ni las ganas”.

Durante el camino han experimentado todo tipo de anécdota pero sí de susto se habla “vivir el viento crudo de la Patagonia fue muy intenso, nos asustamos mucho”, llegaron en verano “eran las 12 de la noche y todavía era de día, eso no lo habíamos pensado”.

Contaron que se han quedado sin embrague en la carretera austral en Chile,  que es una ruta de ripio, de montaña, en un pueblito al que se accede por ferris. Allí no había casa de repuesto, ni mecánicos ni nada. Estuvieron varados “todos los envíos se realizaban en avión pero no contaban con el dinero para afrontar el gasto de enviar un embrague para reponer otro nuevo. Fuimos a consultar y preguntar opciones y conocimos justo a la hija del piloto del avión, así que ella nos hizo todos los envíos gratuitos”, recordó.

Esto da fe de que solo se trata de “animarse”, lo demás se da solo “a veces tarda más tiempo, a veces no, pero siempre hay personas que te abren sus puertas y más allá de los paisajes y todo, hay gente maravillosa que te ayuda sin querer nada a cambio”

 

Titi la gata viajera

 

Es la mascota, su compañera, esa integrante que se adapta y disfruta. Fue adoptada de muy pequeña por Julieta y Beto, vivía estresada en el departamento que tenían en Capital Federal, ahora tiene 3 años, es una felina que “no salía a la calle nunca”.

Cuando la pareja Salió de viaje no la llevaron por miedo a que le pasara algo “estuvimos un mes lejos, viajando, y nos contaban que se había empezado a portar tan mal que estábamos en Posadas, Misiones y decidimos volver por ella, así que todo lo que habíamos subido en un mes, lo bajamos en 4 días para buscar a Titi”, señaló Julieta.

Ahora la felina es muy feliz, y disfruta del Motorhome, de los paisajes, y del amor de sus padres humanos  “dentro de la casa lleva sus piedritas, comida, agua, le encanta ir en el parabrisas, en la ciudad la tenemos con correa, la sacamos a pasear, en la naturaleza la soltamos en lugares donde no hay autos”.

Por otra parte Mery, su novio Wally y su perro Tyrion llevan 15 días en San Rafael, con “Furiosa” su medio de movilidad, continuaran por Mendoza capital, “nuestra esperanza es llegar a Colombia, y ahí sí regresar a Brasil por Amazona” indicaron a Info YA!

Hace seis años son pareja, en Brasil vendían brigaderos, ricas creaciones en chocolate, y por estas tierras venden artesanías, “el vehículo está adaptado como una tienda”. Comentaron “conocemos muchos viajeros en la ruta”.

Tyrion, el perrito con el que viajan es un regalo de la suegra de Mery, “estamos muy contentos y felices”. Desde su portal en las redes “Partiu de Kombi” celebran la vida por estos aires sanrafaelinos.