Domingo, 15 de Septiembre de 2019

“Desde Apyme hace dos años que venimos planteando una emergencia”

Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) de Mendoza, Rubén Palau Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) de Mendoza, Rubén Palau

 

El presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) de Mendoza, Rubén Palau, conversó con Vibra FM (100.3) sobre la situación del sector y las medidas presentadas por el presidente Mauricio Macri tras las elecciones.

“Más allá de las decisiones tardías del presidente y netamente electoralistas, la situación de las Pymes y del país se reflejó en todos los periodistas, en todo el oficialismo tanto provincial como nacional a partir del domingo en la noche. Después de las 10 y media de la noche empezó a tener crisis todo el país”, comentó Palau. Y agregó: “Desde Apyme y otras organizaciones lo venimos planteando hace unos dos años, las cámaras empresariales venimos pidiendo una emergencia. Esto atañe no solo a las pymes sino también a los trabajadores, que fue ninguneado igual que a las pymes, a la industria nacional, y dejaron todo al libre mercado. Esto no es nuevo, lo vimos en la década del 90 con Menem, ya lo vivimos y sabemos cómo termina, con debacle y ajuste. Estas medidas de Macri son manotazos de ahogado, además que no son suficientes”.

Palau contó que varias cámaras empresariales se reunieron hace tiempo y presentaron “una emergencia a nivel provincial y nacional, que en definitiva es lo que está dando el presidente ahora con esta moratoria. Armamos una coordinadora de cámaras pyme, pero nos ningunearon y lo archivaron, desde hace tiempo está en la Comisión de Hacienda y presupuesto, en la Legislatura. Hace 15 días empezamos a reflotarlo con productores de Valle de Uco, del sur, del este, hicimos una reunión donde vimos que la crisis nos afecta a todos a comerciantes, pequeños productores, trabajadores”.

Afirmó que los principales puntos de la emergencia están basados en que “hay que unirse para un fin común que es el beneficio de nuestras familias y la gente; buscar alternativas que modifiquen nuestro quehacer diario de trabajo que es crítico, busquemos mercados, juntémonos para ir a ofrecer afuera más allá de toda la crisis. Pero nos encontramos siempre con lo mismo, con políticas que no son claras o auténticas para un mercado totalmente deteriorado y que son en beneficio de unos pocos como son los agroexportadores, las energéticas, etc. En ese contexto estábamos para reflotar la emergencia, pero el contexto después del domingo en la noche es tan difícil que todo lo que hicimos fue en vano”.

Consultado por si habría alguna reunión en los próximos días con el gobernador Alfredo Cornejo dijo “somos respetuosos de la ignorancia que nos tienen. Nunca nos han llamado y no creo que nos vaya a llamar el gobierno ahora. Respetamos su punto de vista porque actúa de esa forma. De aquí a diciembre falta mucho, y para que se reactive falta mucho más, vamos a quedar muchos en el camino y muchos trabajadores en la calle”.