Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Amante de la gastronomía y rey de la panificación

"Playlist" forma parte de un bloque especial incluido en el programa "Té Para Tres" los viernes, la particularidad es que el invitado elige tres canciones, comparte parte de su día, su ocupación, y entabla una charla amena donde se busca rescatar y visibilizar la cotidianidad de personas que comprenden nuestra población. 

La visita de este cierre de semana, fue Víctor Castillo, propietario de Panadería "El Fortín" quien compartió su experiencia de estar de ambos lados del mostrador, amar la gastronomía, ser empleado y hoy ser jefe. Es padre de familia, esposo de Ailín, padre de Mateo (4) y María Victoria (2)  y un atento radio escucha. 

Masas de por medio comenzó la charla. Víctor a los 13 años hizo sus primeros pasos en la cocina, la experiencia familiar involucra a la abuela de Víctor, y a la mamá, incluso esta última, de mayor amplió sus horizontes, estudió y se recibió de pastelera profesional. 

"Tuve la gratitud de vivir con mi abuela, y era ella quien empleaba la gastronomía orientada a lo salado" recordó como una de sus comidas favoritas, e inolvidables "el pastel de papa de la abuela". 

Castillo desde hace cinco años es el mentor y quien le pone el pecho a su pyme, al que por amor al club le decidió poner "El Fortín", empresa que desde la 1 de la mañana ya está en marcha para que la producción de inicio. El día de Víctor arranca a las 6 de la mañana, ahí el mismo genera el reparto por sus clientes, recibe a los que retiran directamente de la panadería, toma pedidos, etc. 

Considera que  "no hay mejor cosa que el trato con el cliente sea directo". Actualmente son 10 las fuentes de trabajo que Castillo brinda. 

Reconoció que los últimos años se ha puesto cuesta arriba "se hace más fuerza siendo jefe psicológicamente, y haciendo números todo el tiempo, que trabajando con la masa" definió. 

Afortunadamente para el empresario sienten que se han mantenido equilibrado con las ventas "han habido bajas, pero estamos bien porque mantenemos la calidad y la gente nos elije por eso". 

Las canciones elegidas fueron: Algarroba.com, dado que el folclore lo arraiga a sus raíces, a sus antepasados, "mi abuelo finquero, mi padre folclorista, mi esposa que fue bailarina" mencionó. 

La segunda canción, rozó los sentimientos a flor de piel, Cacho Castaña "Si vieras que Triste", la eligió porque en época donde terminaba la secundaria (2001) sintió el golpe, la crisis del país, veía a todos irse a nuevas tierras "yo elegí quedarme, creí que no iba a volver a pasar algo así y casi estamos cerca" expresó apenado, aunque mira el futuro con esperanza y se define como optimista.

"Me encanta dialogar, estar permanentemente actualizado y creo que vamos a salir, insisto en que hay que seguir para adelante, pensar en positivo" concluyó dejando el mensaje claro, agradeciendo la posibilidad de conocer a Alejandro Sosa, el conductor que seguía desde chico, que sigue, escucha y acompaña del otro lado de parlante, la computadora, o el celular.