Minera Vale

 

"Recuperamos el proyecto Vale para conseguir un nuevo inversor que ponga la mina en funcionamiento"

El gobierno logró acordar con la empresa brasilera la transferencia de la mina. Hay tres interesados que quieren invertir en el proyecto. 
Después de una ardua negociación que tuvo en primer término reactivar el proyecto Potasio Río Colorado en manos de la empresa brasilera Vale y ante el estancamiento en la operatividad de la mina y la falta de inversores para que produzca, el gobierno logró acordar la transferencia de los activos que incluyen el actual predio en Malargüe, la planta y oficinas en la ciudad capital. 
"El principal objetivo ahora es conseguir un inversor que sea socio del Estado y reactive ese complejo para generar empleo en la provincia", dijo Emiliano Guiñazú, secretario de Energía y Mineria de Mendoza. 
El funcionario que dialogó con VIBRA FM, anticipó que "por lo menos hay tres interesados en este proyecto, dos de los cuáles ya lo están analizando y de estos uno que tiene prácticamente la decisión tomada". 
Sin embargo aclaró que "no debemos crear falsas expectativas, estamos trabajando para que la mina vuelva a funcionar. La empresa Vale tuvo siempre buena predisposición para solucionar este conflicto y evitar un juicio que iba a perjudicar a ambar partes". 

Es que foco está puesto en volver a generar puestos de trabajo y evitar que las instalaciones actuales se deterioren por eso el Estado mendocino acordó la transferencia de la planta sin tener en cuenta ahora cuáles serían los futuros dividendos a percibir". 
"Nosotros no estamos en condiciones de poner un solo peso, además no conocemos el negocio y por eso necesitamos un operador que ponga la inversión y reactive la planta. Si no nos ocupábamos de este tema y vamos a seguir en la desidia como ocurrió en los últimos años cuando la empresa abandonó el proyecto porque sus números no eran rentables". 
Lo cierto es que ahora habrá que esperar y tener paciencia para que el futuro inversor garantice la operatividad de la empresa que en su momento originó muchas expectativas que luego se cayeron como un castillo de naipes. 

En este contexto, Guiñazú habló también del futuro de la actividad minera en la provincia y señaló que "los mendocinos debemos cambiar la cabeza respecto a la minería. En la actualidad los estánderes de producción son de altísima calidad no como en el pasado" y agregó que "incluso son superiores a los del sector petrolero con que convivimos hace más de 100 años y el Estado siempre garantizó la actividad y la supervisó". 
Si bien se dudan de estos controles, Guiñazu invitó a que "la gente se interiorice de todos los controles que las mismas minera toman en cuenta para desarrollar su actividad. Nosotros nunca vamos a poner en riesgo el agua que tomamos, el 94% del suelo mendocino no es explotado porque hay una ley que lo impide y esto hay que repensarlo". 
Guiñazú puso énfasis en el concepto que "no se puede hacer minería en cualquier lado ni con condiciones en las que el Estado no tenga injerencia, Apostamos a esta actividad para generar empleo para tener un efecto multiplicador en el resto de la economía local siempre con el cuidado del agua".