Adiós, Omar Reina: Un maestro de la pintura mendocina

 

Realizó más de 100 obras. Recibió numerosas distinciones, entre ellas, que un Museo lleve su nombre.

En la entrada de su casa en el Barrio Policial reza una placa: “Aquí vive Omar Reina, destacado artista plástico, maestro y gran referente cultural de la Provincia”. Este pintor nació en Guaymallén el 11 de junio de 1928. Su padre también fue pintor y decorador y, además, quien le enseñó el oficio. 
Omar estudió en la Academia Provincial de Bellas Artes. Allí conoció a los artistas de la época que luego fueron sus maestros en la Universidad: Antonio Bravo, Roberto Azzoni, Sergio Sergi, Roberto Cascarini. Se mudó a San Rafael en el año 1957 junto a su esposa, la luz de sus ojos, Rosita, y dos hijos que tenían para ese momento para dictar cursos de dibujo y pintura, en una academia que había creado la Sra. Hortensia B. de Vázquez. La bohemia la hizo acá, a pesar de haber recibido una beca para estudiar en Francia. Lo hizo para mantener a la familia unida.

El maestro le dedicó su vida a la pintura y la docencia. Realizó más de 100 obras. Sus cuadros a pesar de que tienen más de 40 años aún conservan la luz. Recibió numerosas distinciones, y entre ellas, que un Museo lleve su nombre.

Gentileza: www.revistadivergente.com