Comenzaron oficialmente los trabajos de remediación de Sierra Pintada

Remediación en Sierra Pintada Remediación en Sierra Pintada

 

El proceso de descontaminación del agua de cantera y los residuos sólidos acumulados en Sierra Pintada comenzó oficialmente este martes con la puesta en marcha de la planta de tratamiento o neutralización montada en el complejo minero.

El evento fue encabezado por el gobernador Alfredo Cornejo y estuvo acompañado de de funcionarios provinciales y de la Comisión Nacional de Energía Atómica.

El mandatario provincial dijo que “desde mi primer año de gobierno dijimos que lo ibamos a encarar (al trabajo de remediación) y la verdad que lo hemos logrado. Por supuesto que hemos tenido ayuda de organismos técnicos, de la CNEA, que ha estado muy comprometida con el proceso, y del gobierno nacional”.

Consideró que “San Rafael y General Alvear pueden estar más tranquilos porque ya no estará esa Espada de Damocles sobre la cabeza de nuestras ciudades por la probable contaminación del agua. Es un trabajo complejo, pero que va a tener éxito”.

Por su parte el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, destacó que este trabajo tendrá un triple control, ya que “la CNEA ha contratado a la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria para que haga una auditoría interna del proceso industrial de remediación; por otro lado trabajará la Dirección de Protección Ambiental (DPA) y también el Departamento General de Irrigación que controla la calidad del agua”.

El subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, destacó que “este es un día de finalización de un proceso y comienzo de otro” y expresó que “estamos contento y agradecido con el trabajo conjunto con la provincia”.

Mientras que el gerente general de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Enrique Cinat, consideró que “para la CNEA es un hito importante” e informó que el primer trabajo del proceso de remediación “es el trasvase de líquidos del dique 3B al 8 y 9 y para eso es necesario una neutralización”.

En total se tratarán más de 1 millón 300 mil metros cúbicos de agua acumulados en las canteras, que son los huecos que han quedado por la extracción de las rocas con el mineral. Se someterá a un proceso para extraerle el uranio residual y se le agregarán reactivos para disminuir la concentración natural de radio y arsénico. Luego esa agua neutralizada se usará para riego en el mismo predio.

Además se extraerá el uranio a los residuos sólidos contenidos en 5.223 tachos de 200 litros enterrados en el lugar. Esos residuos van desde restos de minerales, latas, trapos, chapas y tierras.

Se calcula que se obtendrán unas 14 toneladas de uranio que se lo llevará la CNEA para usarlo en sus plantas nucleares.