Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Un enérgico Cornejo dijo que va a poner en juego su poder político en el Congreso

Almuerzo de las Fuerzas Vivas 2019 Almuerzo de las Fuerzas Vivas 2019
 
En su último discurso como gobernador en un almuerzo de las Fuerzas Vivas de San Rafael, el gobernador Alfredo Cornejo destacó todas las obras que se realizaron en San Rafael, rebatió algunos de los reclamos que realizaron desde la Cámara y prometió poner en juego su poder político en el Congreso para debatir públicamente las necesidades que tiene el empresariado privado mendocino.
 
Es que Cornejo hizo un pormenorizado análisis de la crisis económica actual y la necesidad de recuperar la moneda del país, Fue claro en manifestar que "reconozco que hay que bajar los impuestos para el sector privado pero para ahcerlo debemos tener equilibrio fiscal y la clase política debe bajar el gasto público como lo hicimos nosotros". 
Si bien aclaró  que "se bajaron algunos impuestos esto no es suficiente por eso de continuar con el equilibrio fiscal a futuro se puede pensar en otra rebaja siempre y cuando se gaste menos de lo que entra" y recordó que "voy a entregar mi gobierno con 9.000 empleados públicos menos de los que recibí". 
Pidió que "no compren espejitos de colores con aquellos que dicen que van a bajar la pobreza de inmediato porque para hacerlo necesitamos una moneda mucho más fuerte y solo con inversiones e puede conseguir mayor empleo
Luego rebatió algunos de los reclamos que hizo la Cámara y puso el ojo en el aeropuerto. Dijo que "ustedes mismos dijeron que durante 41 años no hubo obras , nuestra gestión entregará el proyecto de reforma luego hay que pedirle al gobierno nacional que le exija a Aeropuertos 2000 que las realice con los fondos que acumula por el pago de la tasa de aeropuerto. Esto es lo mimso que hicimos desde Mendoza para las obras que se hicieron en El Plumerillo". 
Respecto al riego agrícola señaló que "estamos subsidiando la tarifa eléctrica" y dejó bien en claro que "el gobierno de Suarez insistirá con la construcción del gasoducto que se reclama". 
Le prometió a los empresarios que "no quiero pecar de soberbio pero he acumulado suficiente poder político en estos cuatro años que los voy a poner en juego en el Congreso para conseguir consensos y debatir públicamente la necesidad que tienen los empresarios para mejorar las condiciones de producción y empleo". 
Cornejo disparó algunos tiros por elevación a la oposición pero fijó su discurso en la gestión y en el futuro de Mendoza. Agradeció a la Cámara y a la ciudadanía por el respeto que siempre le demostraron y señaló que "solo un grupo minísculo se dedico a agredie que son los mismos de siempre".