Miercoles, 19 de Febrero de 2020

Un turista tuvo que volver sin el auto a su provincia tras una alcoholemia positiva

 

Un sanjuanino al que el control de alcoholemia le dio 0.60 gramos de alcohol en sangre volvió sin el auto a su provincia estaba a nombre de su ex mujer.

El hecho sucedió la semana pasada cuando al hombre lo "atraparon" en un control de rutina. Allí el dosaje que le hicieron superó lo permitido por la ley y le secuestraron el auto.
El hombre concurrió al Juzgado Vial y la jueza le negó la devolución del vehículo porque estaba a nombre de su ex mujer quien es la que va a tener que viajar a San Rafael a retirarlo. En este contexto, el infractor deberá abonar una multa superior a los 30.000 pesos.
Se supo también que "aquellos conductores que se nieguen a la alcoholemia serán trasladados compulsivamente al hospital Schestakow donde se les realizará el dosaje en sangre". En estos casos ya hay una orden judicial para que los policías cumplan con lo ordenado.
Es que el juez considera que el infractor no está colaborando con el procedimiento de rigor y lo obliga a hacerse el dosaje en sangre.