“Nuez . . .” vuelve el grito tradicional de un trabajador muy conocido

 

Este día San Rafael amaneció con las persianas levantadas de muchos comercios: reencontrarte con el kiosquero amigo, la gente de los comercios que tras largas semanas debieron adaptarse a estar lejos de sus fuentes de trabajo.

Uno de los que regresara nuevamente a su tradicional lugar es: Cristian Yunes, el vendedor de nueces, uno de los tantísimos afectados por el confinamiento.

“El encierro me mató la economía” indicó en una exclusiva Yunes a Info Ya! Cristian hace mucho que decidió vivir solo, independizarse y con su trabajo independiente vivir honradamente.

Con cuatro décadas de vida y desafíos permanente, pese a tener una discapacidad motriz que le dificulta un poco el habla Cristian nunca se da por vencido. “Este miércoles de 10 a 12 horas vuelvo con mis nueces a las puertas de Galver, donde estuve siempre”.

“A mi me gusta trabajar por mi cuenta” añadió que para él era imposible continuar sus ventas por delivery, a través de las redes, ya que por su motricidad, escribir no puede.

“Vuelvo, los espero” invitó a la comunidad para que adquieran las nueces que lo caracterizan.

¡Suerte Cristian! sabemos que es un trabajador más de los que ha padecido el confinamiento. El ya está listo con su mascarilla facial y sus elementos de seguridad e higiene para volver al ruedo.