Viernes, 25 de Septiembre de 2020

Nacieron para ser libres y no asesinadas


María Soledad y Paula: Nacieron para ser libres, no asesinadas

Por Susana Platero

 

Fue a la madrugada cuando la violencia se robó la vida de María Soledad Morales y de Paula Toledo. Una en Catamarca hace 30 años. La otra en San Rafael hace casi 17 años. Soledad tenía 17 años y Paula 19. Sus crímenes cambiaron la mirada de sus pueblos.

Hoy se recuerdan los 30 años del asesinato de María Soledad Morales, la adolescente catamarqueña que fue a una fiesta con sus compañeros de colegio y que nunca volvió a su casa. El caso de María Soledad fue el primero en la historia argentina en mostrar abiertamente los altos grados de corrupción y connivencia del poder político y social de una provincia en la que las “mafias” dominaban todos los estamentos.

Fueron la hermana Marta Pelloni, su mamá Ada Morales, sus compañeras de colegio y una sumatoria de mujeres que se hartaron de permitir que abusos de todo tipo volvieran a violar la memoria lastimada de María Soledad. Finalmente la justicia, después de 300 testigos y 14 jueces condenó a dos personas por el crimen. Ada Morales, su mamá dijo “a Solé la mataron dos veces…física y moralmente, no se cansaron de calumniarla  e injuriarla”.

A Paula Toledo todavía no se cansan de matarla y de violarla, cada vez que la justicia busca excusas para olvidar el caso y sobre todo para que se pierda en el olvido los terribles errores que cometió el sistema judicial en su causa.

En memoria de María Soledad cuya justicia llegó por el convencimiento de que la “justicia no es ciega” y en pedido por la verdad en el caso de Paula Toledo, las mujeres sanrafaelinas levantamos nuestro rostro para mirar de frente a una realidad que no queremos que jamás vuelva a repetirse en nosotras, en nuestras hijas y en todas las mujeres que merecemos vivir tranquilas, en paz y sobre todo en una sociedad justa y segura para todos sus ciudadanos.

Por ellas, por las  181 mujeres que han muerto este año víctimas de femicidio en la Argentina, por los 267 intentos de muerte contra mujeres, adherimos, como dice el eslogan por el derecho a la vida que domina las redes con fondo violeta: “nací para ser libre no asesinada”.