Martes, 22 de Agosto de 2017

Sociales

ENTREVISTA

A pocos días de vivir una de las experiencias más emocionantes de su carrera, en la entrega de los premios FOX Music USA, Sergio Sturfeighen, músico, compositor, empresario local habló con nosotros para contarnos cómo está transitando este momento.

¿Cómo está integrada tu familia?

Estoy casado con María Laura Cibils, tengo tres hijos Martín (24), Sebastián (18) y Santiago (9). Soy Cotitular de una empresa de control de plagas y como si eso fuera poco soy músico.

¿Desde cuándo estás con la música?

Desde los 7 años, más o menos ya sabía que la música sería una parte importante de mi vida.

¿Cuándo comenzaste a componer?

Mi primera composición fue a los 8 y a los 13 años hubo una inyección inspiradora con una pequeña ola de 13 o 14 canciones que aún hoy recuerdo.

¿Qué te inspira?

Me inspira fundamentalmente el misterioso y cautivante sentido de la vida, los vínculos y la trascendencia.

¿Qué buscas con tus canciones?

Trato de darle importancia a la prosa y que, lo que el ritmo y la melodía sugieran, se amalgame con la idea y así generar canciones “redondas”. Por lo general son canciones positivas y reflexivas.

¿Cómo se produjo la nominación para el Fox Music?

En forma casual a través de una invitación que me llega a través de un portal de cultura de Bs. As. Donde se anuncian talleres literarios, de teatro, exposiciones de arte y ahí estaba el anuncio del cierre en tres días de los PREMIOS FOX MUSIC USA 2016, y como estaba justo en la mitad de la grabación de mi próximo disco, envié el 3 de Enero la única canción que tenía terminada, “Agua de lluvia”.

Ya en Abril, me informan vía mail que la canción había sido nominada en las categorías “Mejor Compositor” y “Mejor Baladista Pop” y bueh… con la preciada e invalorable ayuda de los medios locales, de la propagación en las redes sociales, y el incondicional apoyo de amigos, familia, vecinos, conocidos y clientes fueron votando hasta el 15 de Julio.

¿Cuándo llego la noticia de la terna qué hiciste?

A las 23:00 del mismo 15, me entero a través de una Productora Chilena que me etiquetó en el Facebook, que había sido elegido Finalista en ambas categorías. Indudablemente que la alegría fue grande y la compartí en exclusividad en esas altas horas de la noche, sólo con la familia.

¿Cómo sigue ahora?

El próximo 25 de Agosto estaré si Dios quiere en el The Houston Theatre, no solo presente en la Gala a la espera de alcanzar las estatuillas doradas, (si no es así, da lo mismo ya que haber llegado hasta aquí me conmueve de felicidad) sino compartiendo y conociendo músicos, productores y demás personas de la música de habla hispana de todo el continente.

Agua de lluvia es un tema especial, contanos su génesis

El tema “Agua de lluvia” es particularmente una canción especial, no solo por lo que me ha permitido acceder, sino además porque van dos discos ya coproducidos con Daro Navarro, (un tremendo músico y productor), donde el 70% de las veces que nos juntábamos a trabajar con él llovía, y además…porque para mí el Agua de lluvia lava y cura, jajaja.

¿Qué proyectos hay a partir de ahora?

Ensayar y producir el espectáculo para presentar el nuevo disco que brindaremos en poco tiempo presentando el disco  y estamos en la construcción de otros dos video clip, los que se rodarían próximamente, uno de ellos también a cargo del director Miky Dubrowsky como el clip “Agua de lluvia”.

Ping Pong con Sergio Sturfeighen

Un Lugar: Mi hogar

Un Maestro: La Vida

Una Canción: GOD (Dios) John Lennon

Un Músico Referente: John Lennon

Una Palabra: Verdad

Un Sonido: La risa de un niño

Una Frase: La vida es un sueño

Un Instrumento: La guitarra

Un Deseo: La Felicidad 

 

Lo viste, seguro que vos también, alguna vez, lo viste: te hablo de ese eterno ciclista solo, tan solo, que repecha las calles por las noches. Usa las botamangas del pantalón bien metida en las medias, y una gorra calzada hasta las orejas. ¿Te fijaste? Nadie sabe, no, nadie sabe de dónde viene y jamás se lo conoce adonde va. De todos modos, si lo vieras pasar de nuevo, míralo con mucho amor, quizás sea la última vez que pase a tu lado con su sonrisa triste diciéndote adiós”. ¿Habrá estado alguna vez en San Rafael Horacio Ferrer y conocido al Lorenzo para escribir esta belleza del “Flaco de la bicicleta”, que lo pinta así tan fiel sin saber quien fue el Lorenzo Fermín Ruiz? No creo. Porque el Lorenzo pudo ser el “Flaco de la Bicicleta” o ahondando más en los recuerdos aquel “Chiquilín de Bachín” que lo amoldaba a la ciudad que lo cobijaba tal como era: un niño abandonado “cada día en su tristeza que no quiere amanecer, lo madruga un seis de enero con la estrella del revés y tres Reyes Gatos roban sus zapatos, uno izquierdo y el otro ¡también!”. El próximo martes se cumple dos años de la muerte de Lorenzo y muy pocos se acordarán de él, no porque olvidar es fácil sino porque el fárrago de la vida ya no quiere saber nada de almanaques. Pero a este inolvidable personaje todavía, si quisiéramos, lo veríamos gambetear las mesas de algún café, leer el diario en cualquier banco de la plaza, y llevando en su pecho y en cada fecha patria una escarapela azul y blanca.

El Lorenzo se fue una madrugada cuando el verano reverberaba en estertores. Y pidió, así dicen sus fieles amigos, que cuando se fuera de este mundo lo sepultaran en su vieja amada Villa 25 de Mayo, para compartir sus otoños de oro reventando en los altos sauces y carolinos y, nada menos, con Bufano de vecino. Entonces reflotan los versos del gran Horacio Ferrer en la parte final del “Flaco de la Bicicleta”, al decir “de todos modos si lo vieras pasar de nuevo míralo con mucho amor, quizás sea la última vez que pase a tu lado con su sonrisa triste diciéndote adiós".

 

Para escucharnos desde otro navegador que no sea Google Chrome, hacé click aquí.