Cultura y Eventos

 

Somos millones de dos: hombres y mujeres. Y así mismo, somos todos diferentes, únicos, irrepetibles.

Somos cada uno de nosotros seres maravillosamente potenciales en el rol que nos toca. La mujer, uno de los dos géneros de la humanidad, carga con la responsabilidad de dar la vida, de gestar hogares, de iluminar los sueños, de despertar milagros y de alejar fantasmas. Somos garantes de la parte cálida de la trascendencia.

Pero no podemos solas, aunque creamos que todas las fronteras son un nuevo desafío.

Las mujeres necesitamos de todos los Otros para reflejarnos, para aprender, para comprender que estamos haciendo las cosas bien, porque la esencia nos reclama la necesidad de ser contenidas.

Ser mujer es ser una constante vivencia de opuestos complementarios.

Somos, sentimos, amamos, padecemos, gozamos, vivimos en plenitud cuando cumplimos el mandato natural de los roles eternos.

Por eso es importante el “ni una menos”, porque el hueco que deja aquella que falta desgarradoramente, la que queda lastimada y herida, la olvidada, la dolida, la perdida son pedazos de todos, hombres y mujeres, que no podemos permitirnos perder nunca más.

 

Por Susana Platero - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

La Dirección de Cultura continúa con los encuentros por sectores con los diferentes hacedores culturales del departamento. El pasado jueves, en el Teatro Griego, la cita fue con los músicos, integrantes de bandas, asociaciones y músicos independientes. En la oportunidad se debatieron propuestas para avanzar en la concreción de proyectos culturales que abarquen a todos los músicos de San Rafael. “La propuesta era poder destrabar cierta falta de comunicación que planearon los hacedores y blanquear nuevas acciones para desarrollar a futuro. Algunos proyectos los podremos realizar desde el municipio, otros con la gestión del gobierno provincial pero fundamentalmente queremos contemplar la visión de los músicos para llevar adelante sus proyectos” dijo Diego Rodríguez Caligaris.

¿Coro u Orquesta?: eso es lo que se definirá luego de resolver el llamado a concurso para cubrir el cargo de Director de Coro y/o Orquesta Municipal; Una deuda pendiente con la cultura local luego del fallecimiento de Juan Carlos Sáenz hace casi un año. Diego Rodríguez comentó a INFO YA! que “se procura poder cubrir ese espacio muy requerido por una parte importante del sector de la cultura que demanda la renovación del Coro Municipal, pero también nos han llegado gran cantidad de propuestas para crear, desde el ámbito municipal, una Orquesta dada la gran cantidad de músicos capacitados para integrarla. Luego de la presentación de propuestas, que vence el 17 de Junio, evaluaremos si podemos llevar adelante ambos proyectos”.

Artistas Visuales a Las Leñas: en el trabajo conjunto entre el área de Cultura de la Municipalidad y los gestores culturales se está concretando la propuesta de Verónica Bravo, para invitar a los artistas visuales para presentar obras de gran tamaño las que serán exhibidas en la temporada de invierno en Las Leñas. La propuesta implica participar de las galerías de cada una de los principales hoteles, donde podrán exponer y vender sus obras, y además obtener el beneficio de ser muestras rentadas (algo poco común en nuestra zona). “Desde la Dirección de Cultura propiciamos trabajar en conjunto con los gestores culturales independientes que aportan ideas, que potencian y generan nuevas gestiones” afirmó el funcionario.

Los proyectos para las exposiciones en Las Leñas deben presentarse en forma urgente en la Dirección de Cultura ubicada en Anfiteatro Chacho Santa para la selección de obras y artistas que quedaría definida la próxima semana.

Informes al email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. los requisitos para presentar la planilla de trabajo, con fotos de la obra medidas, valor asignado y preferiblemente digitalizada 

 

Miramos. Es la acción de nuestro cerebro para conectarnos con el exterior. De nosotros hacia afuera es siempre la mirada. Yo miro. Tú miras. Nosotros miramos. Ahora ver… ya es otra cosa.

Miramos desde el momento de nacer con los ojos que nos prestan las palabras para identificarnos. Somos bebe; mamá; papá; leche; Yo. Vos. Ellos.

La mirada prestada es la primera lección que aprendemos en la vida; de ahí en más, y vaya a saber por qué razón, decidimos que otros nos presten su mirada para armar nuestro paisaje. Vamos complicando o allanando los caminos con opiniones y conceptos -de otros- que llenan de hitos nuestras historias. Muchas son nuestras pero, últimamente, parece que los que demás miran por nosotros, y aunque no nos guste, aceptamos la verdad del concepto que ofrece la visión del otro en mi propia vida.

Nuestra historia está teñida por nuestras emociones, por lo que nos gusta o no de lo vemos; por lo que sentimos en el cuerpo y en el alma de lo que pasa afuera. Somos paz, o violencia, o miedo, o ternuras. Somos proyectos, sueños, realizaciones, comienzos. En ese lugar somos dueños de nuestra mirada, elegimos la perspectiva y la proyectamos.

Ser dueños de lo que vemos es una responsabilidad no sólo con la vida, sino con el compromiso fundamental de ser nosotros mismos. 

 

Susana Platero - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

Elías Ortiz (28) es un joven fotógrafo sanrafaelino -estudió con Sergio Pantaley- y es padre de dos niños pequeños. Un día decidió hacer algo por los otros. Su corazón sentía que los refugiados que huían de Siria necesitaban un par de ojos que reflejara a través de la fotografía la realidad de su exilio. Desde Grecia, donde realiza trabajos de voluntarios en los campos de refugiados habló con InfoYa.

¿Cuándo decidiste que el servicio era tu misión en el mundo?

Siempre he sido sensible a las desgracias ajenas lo que me ha obligado moralmente a interceder siempre de alguna forma u otra con quien necesita una mano y, a medida que uno va creciendo, el compromiso se vuelve más grande.

¿Cómo fueron los contactos para llegar?

Luego de un año de investigar la situación y contactar muchas personas di con Ester Serra coordinadora de una ONG española llamada Dandelion con la que coincidíamos en la llegada a Grecia y me facilito desde alojamiento hasta la posibilidad de sumarme a un equipo de voluntarios que por cierto son personas maravillosas, la mayoría españoles.

¿Cómo estás allá? ¿Qué tarea cumplís?

Es una convergencia de varias cosas, las ganas de viajar a conocer otras culturas e incursionar en el mundo del fotoperiodismo encuadrado en el trabajo social. Este proyecto comenzó como un trabajo fotográfico sobre la situación de los refugiados de Oriente Medio pero termine siendo voluntario. Estuve trabajando en un proyecto hermoso llamado Baby Hamman donde se brindaba un espacio para que madres e hijos de hasta 12 años recuperaran el momento del baño, donde los aseaban, y les ponían ropita limpia. Una gran iniciativa que devuelve una de esas pequeñas cosas que esta gente ha perdido. Una tarea tan agotadora como gratificante que me dejo casi sin tiempo para encarar mi proyecto fotográfico. Hablo en tiempo pasado porque desde el desalojo de Idomeni las autoridades griegas destruyeron todas las infraestructuras de asistencia dejando sin posibilidad de trasladarlas a los nuevos campos donde reubicaron a los refugiados. En este momento, post desalojo de Idomeni, me encuentro colaborando con un proyecto llamado la “Mochila Solidaria” una propuesta de la ONG Dandelion en el que se reparten mochilas llenas de artículos para niños por los campos de refugiados del norte de Grecia.

¿Qué ves y cómo lo ves?

Veo mucha indiferencia del mundo en general ante esta crisis humanitaria, si bien me he quedado sorprendido por la incontable cantidad de voluntarios dejando cuerpo y alma por estas personas, son un porcentaje ínfimo de gente en comparación de la que debería estar socorriendo y gestionando soluciones para esta situación.

¿Qué sentís que podés hacer para atenuar el dolor?

Compartir momentos, juegos, charlas, un té, en fin hacerles saber que no están solos que hay gente desde el otro lado del mundo que se preocupa por ellos y que ven la injusticia a la que están siendo sometidos. Es admirable como luchan por no perder su dignidad cada recorrida por los campos sobran invitaciones a ingresar en sus tiendas de campaña y compartir lo poco que tengan. Estoy enamorado de la comunidad musulmana.

¿Vos cómo te sentís frente a esa realidad?

A pocos días de partir y ya con veinte días en Grecia estoy emocionalmente agotado. Suceden muchas cosas aquí cada día, constantes altibajos que desgastan muchísimo, toda persona que se encuentra en condición de refugiado acarrea con historias muy fuertes y observar las condiciones en la que viven es muy duro.

¿Podemos ayudar?

Estoy muy contento por apoyo de mucha gente de San Rafael que al saber de mi viaje comenzaron a buscar la forma de colaborar, de hecho es muy probable que podamos llevar en principio dos hermanos sirios para San Rafael.

¿Qué estás aprendiendo?

Básicamente a darle prioridad a las cosas que realmente importan, a disfrutar de las pequeñas cosas y lo mucho que ayuda a alguien hacerle saber que no está solo, compartir su pena.

¿Cómo sigue tu ruta de viaje?

En principio mi ruta de viaje era bastante extensa saltando de un lugar a otro, una vez en Idomeni Grecia ya no puede marcharme y aquí estaré hasta el día de mi regreso.

 

Ping Pong con Elías Ortiz

Un lugar: el taller del PANTA (Sergio Pantaley).

Una emoción: la pasión.

Una palabra: memoria.

Un sentimiento: tristeza.

Un aprendizaje: la vivencia personal.

Un valor: la dignidad.

Un gesto: compartir.

Una frase: “soy todo lo que recuerdo”.

Un deseo: igualdad.

 

Hay historias que merecen ser contadas. Tal el caso de Sonia Almuna y su Biblioteca Móvil que recorre las calles en el Barrio El Molino desde hace un par de años. Sonia lleva adelante un programa de voluntariado de lectura y también estuvo en la Feria del Libro llevando cartas a las editoriales para solicitar la donación de ejemplares y contando sobre esta iniciativa cultural.

¿Cómo surge la Biblioteca Móvil?

La biblioteca nace como una idea de reflotar o de poder normalizar la biblioteca del Barrio El Molino que hace cuatro años que está cerrada. Surge porque como vecina, uno no se puede permitir que estos espacios estén cerrados; viendo la necesidad que hay de acercar la cultura al barrio la Biblioteca Móvil fue la alternativa más rápida y viable.

¿Cómo hicieron?

Armamos un carro con materiales reciclados, comenzamos a buscar donaciones y llenamos la biblioteca que son dos cajones en realidad y empezamos a salir por el Barrio.

¿Y cuándo ustedes andan con el carro por las calles qué les dice la gente?

Al principio me miraban como diciendo “¿Qué tiene?” porque la verdad es que el carro es muy llamativo, está pintado con colores vivos, unos dibujos bien grandes. Primero nos miraban y después muchos se acercaban también sirvió para que se animaran a leer. Antes de arrancar con la biblioteca hicimos un acto de apertura. En realidad no fue en acto, fue un encuentro literario porque queremos hacer todos los meses una reunión donde además de leer con los chicos rescatemos el conocimiento que les quedo después de haber leído el libro que le fue entregado.

¿Cómo es el proceso?

Cuándo pasamos dejamos el ejemplar, luego recolectamos los libros y los invitamos para el encuentro. Allí ya tengo registrados los títulos que han leído y podemos trabajar sobre los temas que están conociendo.

¿Cuántas personas trabajan en Cuenta Conmigo?

En la Biblioteca tengo el apoyo de mis compañeras del Centro de Adultos 3-245 también participan los alumnos. Activamente son unas 15 personas pero generalmente la que sale con el carro soy yo, porque lo tengo en mi casa.

¿Y cuál es el objetivo de la participación en la Feria del Libro?

Primero que nada conocer y después poder buscar mucha literatura infantil que es lo que más utilizamos.

¿Le entregaste a las editoriales cartas de presentación?

Si!! La idea es que nos conozcan, que sepan que los barrios humildes pueden ser grandes receptores de la cultura, que sientan lo que nosotros sentimos cuando andamos por las calles con nuestra Biblioteca Móvil.

¿Estuviste con algunos escritores?

Fue fantástico, que ellos nos escucharan, que firmaran los libros que los chicos van a leer, que nos dijeran que van a venir a conocernos. Estoy muy feliz. Sé que este es el comienzo de un gran proyecto.

¿Cómo se contactan los interesados en donar libros para la Biblioteca Móvil?

Tenemos un espacio en una casa en Ballofet 346 o pueden agregarnos al Facebook Cuenta Conmigo que una página o bien pasarnos las direcciones para que nosotros podamos ir a buscarlos. 

 

Hay un axioma que dice que “somos dueños de lo que pensamos y esclavo de lo que decimos”, tal vez por eso es necesario acomodar las palabras que usamos para decir lo que nos pasa. A todos nos pasan cosas. Si estamos acá es porque vivimos y, en consecuencia, sabemos que existir es transitar la constante vorágine de instantes que nos permite reconocernos vivos. Vivir es explicarnos los momentos para entenderlos, para aprender, atesorarlos para recordar, señalarnos para crecer, indicarlos para no volver atrás. Vivir es sentir y las palabras nos ayudan en el trayecto.

Decir por decir. Hablar sin sentir. Expresar sin pensar. Las palabras son las mismas para definir el mundo pero cómo las sentimos es algo absolutamente personal. Nos molesta escuchar lo que nos dicen, sin importar la edad que tengamos, porque son esas palabras el espejo de lo que callamos. Hay intensiones para cada palabra y muchas veces no tiene que ver el significado sino la forma, el entorno, la intensión que le ponemos a cada una de ellas.

Acomodemos las palabras para que no duelan, para que no hieran, para que iluminen los días, para acompañar a la tristeza, incluso para manifestar el dolor más profundo. Usemos la palabra para agradecer que existen y sobre todo para no morir atragantados de silencios.

 

Edgardo Ponce Cognacg (76) presentó hace unos días en la Unión Empleados de Comercio su último libro “Entre pioneros y personajes del viejo Pueblo Usina”.

Una evocación tierna y veraz de su infancia, su adolescencia y los personajes que formaron parte de la historia del lugar. Edgardo, más conocido como “Cacho”, está casado con María Marta, es padre de Marta y Pablo y abuelo de Valentina, Candela y Julián.

¿Te podemos definir como un historiador actual?

Puede ser. No lo había pensado así, pero dado que el primer libro me llevó siete años de investigación, el segundo fue una recopilación de vivencias en la empresa Valentín Bianchi SA., en el cual estuve 45 años y el tercero es una narración del barrio donde nací, todo ha sido historia vivida y he tenido la necesidad de contarla.

¿Cuándo empezaste a escribir?

Para el primer libro comencé a recopilar datos en 1994 y fue porque siendo un amante del tango desde la niñez, consideré el hecho de plasmar en un libro más de setenta años de la música ciudadana, con sus protagonistas, orquestas, directores, cantores y presentadores, más las distintas pistas y salones bailables que existieron en San Rafael. El segundo libro (no editado), son vivencias de más de cuarenta y cinco años transcurridos en una de las empresas de mayor prestigio no solamente a nivel local, sino del mundo como es bodegas Valentín Bianchi.

Allí está plasmado desde el día de mi ingreso hasta el día que me retire, con todas las historias desde su fundación en 1928, las distintas etapas de la misma, sus comienzos, sus vinos, anécdotas, su evolución, sus premios y distinciones.

Y ahora este sobre el Pueblo Usina…

Exactamente, es rendir un tributo a mis padres y hermanos mayores, y sobretodo también a esa legión de inmigrantes que de distintos puntos, llegaron al barrio en distintas épocas, españoles, italianos, yugoslavos, checoslovacos, y alemanes e hicieron grande a esa popular barriada. Pero como nacido y criado allí, no podía de dejar de narrar como eran aquellos juegos infantiles de varias décadas.

¿Cómo te sentiste cuándo comenzó la investigación?

Cuando comencé a investigar, me propuse recordar y evocar a todos aquellos que en mi memoria perduran, dado que se afincaron en el barrio y dejaron lo suyo para las generaciones futuras, fabricantes de chacinados, torneros, carpinteros, cultores de la música folclórica, excelentes boxeadores, buenos jugadores de futbol , mecánicos y pintores.

La vieja Usina, la instalación del primer canal de televisión, el famoso Recreo Linares, hicieron que para generaciones futuras sepan los que aquellos pioneros dejaron en su paso por esta vida.

Una vez terminado el libro, qué te emociona más de las historias que contás...

La emoción me ha embargado en muchas oportunidades, principalmente cuando uno vuelve al barrio que lo vio nacer, que lo vio crecer, y ver esos rostros iluminados cuando me presentaba en el hogar de unos de los pioneros de aquel viejo Pueblo Usina, y que se sentían orgullosos por saber que eran recordados por lo mucho o poco que dejaron en su paso por este mundo.

¿Algún nuevo libro en carpeta?

No tengo por el momento pensado en un nuevo libro, el tiempo lo dirá.

¿Dónde se puede comprar el libro?

Por ahora solicitándolo en mi teléfono particular 0260-4424711 o en Lisandro de la Torre 935.

 

Ping Pong con Edgardo “Cacho” Ponce Cognacg

Un lugar: San Rafael.

Un maestro: Mi padre.

Una palabra: Dos: humildad y respeto.

Un sonido: El de un bandoneón.

Una frase: La que me dejaron mis padres

“Transitar en la vida con humildad, perseverancia

y ser honesto y respetuoso”.

Tango: La Cumparsita.

Pueblo Usina: Lo llevo en mi corazón.

Un Músico: Juan D’Arienzo.

Un tango canción: Remembranzas.

Un deseo: Que todos vivamos en paz, sin hipocresía

y que sepamos respetarnos el uno con el otro.

 

San Rafael está a punto de cancelar una deuda histórica con la cultura: la reapertura del Museo de Bellas Artes “Omar Reina”. Viviana Rebolloso y María del Carmen Márquez son parte de un importante grupo de voluntarios y hacedores culturales que avanzan con este proyecto para el cual, han emitido un bono contribución para el sorteo de obras de arte de importantes artistas.

¿Cómo planean realizar la reapertura?

En primer lugar nos planteamos hacer las cosas diferentes y salirnos de los esquemas tradicionales. Porque sentimos que hay que romper paradigmas y dejar de pensar en el yo, y pensar en el nosotros. Buscamos aliados, amigos que nos acompañaran en la tarea, los primeros fueron los artistas plásticos, les hicimos la propuesta y ellos “recogieron el guante” así quedo conformado el Colectivo de Trabajo “Amigos del Museo de Arte Omar Reina”, al que sumaron otras personas que por algún motivo les interesa que este Museo este abierto. Nos pusimos de acuerdo que el primer objetivo es abrir el Museo y eso estamos haciendo. Hoy ese Colectivo de Trabajo es inmenso se han “aliado” desde todos los sectores, sobre todo los medios de difusión, trabajamos mucho con las redes sociales y seguimos invitando a que se sumen.

¿Cómo van a reunir el dinero necesario?

Para reunir fondos, los artistas plásticos ofrecieron donar obras de arte de su autoría, así fue que salió el Bono Contribución Pro Apertura Museo Omar Reina, entonces quien adquiera un bono accede al sorteo de estas obras de arte donadas.

¿Obras de qué artistas hay?

Hay obras de: Daniela Carboneti, Marcela Brizuela, Julieta Mauricio, Susana Viñuela, Leticia Rossi, Miguel Pérez Mateos, Rosa Carricondo, Cristina Taranto, Luis Freire, Ricardo Rosas, Eliana Bouyer, Helena Distéfano, Heriberto Zorrilla, Grupo Aguatinta, Cristina Vispo, Myriam Sánchez, Daniela Merenda, Melchor Montoya, Toti Reynaud, María José Suárez y se siguen sumando, serán sorteadas el 04 de junio en el Museo de Arte ante escribano público y los valores de esta obras son muy variados van desde los $1000 a los U$A 500. El valor del bono es de $200 pesos y puede poseer una obra de arte de un valor muy superior.

¿Cómo planean la reapertura?

Cuando la sala esté en condiciones, la reapertura formal se realizara con una muestra de Omar Reina; ya que el Museo desde el año 2011 lleva su nombre. Y posterior a esto hay planteado otro proyecto expositivo para fin de año con los artistas contemporáneos. El mayor logro será que este Museo tenga una dirección y un personal como se merece, para lo cual se debería a llamar a concurso de Director , como se hace en otros museo , espero que lo logremos , ya que para eso el cargo deber ser rentado , ahora todos somos voluntarios . Con el Museo abierto podremos acceder a financiación y cooperación nacional e internacional, para continuar mejorando, restaurando obras de la colección y porque no reviviendo los “Salones Primavera”.

¿Qué le falta al Museo?

El sistema de climatización, el sistema de colgado para las exposiciones y para esculturas, iluminación, paneles, recursos humanos, restauración del piso y sus puertas abiertas para ser visitado.

¿Qué significa este museo para San Rafael?

Por supuesto que tiene un gran significado para San Rafael, el tema es que no todos conocen el Museo y no se puede valor aquello que no se conoce. Hace 8 años que está cerrado al público por las refacciones del edificio y por falta de recursos para terminar la sala de exposiciones. También es muy importante que se sepa pertenece al Centro Argentino y que es una OSC con personería jurídica y sin fines de lucro fundada en 1919, que está ubicado en el mismo edificio que la Biblioteca Mariano Moreno en el primer piso.

Contanos de las obras…

Es un bien cultural, su colección se comenzó a conformar en 1948 a partir de la donación de obras de Julio Alberto Aguirre y su esposa Elvira Villanueva Bombal. Dicha pinacoteca contaba con obras de destacados autores nacionales y de la provincia de Mendoza. Fue aumentando y entre los nombres reconocidos a nivel nacional podemos nombrar a Horacio Butler, Walter de Navazio, Aquiles Badi, Raúl Soldi, Juan Carlos Castagnino; mientras que dentro de los artistas mendocinos se destacan Víctor Delhez, Roberto Azzoni, Eusebio Vidal Jo, Hernán Abal. También posee una colección de obras representativas del arte mendocino.

¿Cómo se sienten?

Seguras que podremos lograrlo!! Lo recibimos como herencia y tenemos la responsabilidad de legarlo a generaciones futuras, en eso estamos, eso estamos haciendo. San Rafael se merece un Museo de Arte abierto, y todos los sanrafaelinos podemos lograr que esto suceda.

 

Todo en la vida tiene tiempo. Hay tiempos de paz y de guerra. Los hay de amor y odios. Están los de la salud y los de la enfermedad. Los de crecer y multiplicarse. El tiempo es el indicador que estamos vivos y es la mejor alarma para impulsarnos a comenzar los días.

El tiempo genera proyectos. Siembra sueños. Alimenta ternuras. Cimienta futuros. Atesora pasados. Nos amiga y nos enemiga con lo que fuimos y lo que seremos recordándonos que somos, solamente en este instante presente, los únicos responsables de nuestra existencia.

Este momento, esta fracción de tiempo único, es lo verdaderamente real que poseemos. De él depende la vida, el amor, el esfuerzo, la familia, los hijos, las ganas.

El tiempo nos permite vivir y cuando se termina, nos obliga a llevarnos la siembra espiritual que nos recordara en el tiempo de los otros.

El tiempo es el mejor plan para invertirnos. Sin excusas y sin culpar a nadie por el uso o desuso, hemos de vivir un tiempo nuestro o como dice Benedetti “es un tiempo sin tiempo nuestro tiempo pero es a la vez un tiempo nuestro”. Intransferible en la totalidad de los segundos hagamos que nuestra vida deje huella, sea inolvidable, pero sobre todo que de sentido a nuestra existencia.

 

Once años atrás el Otoño Coral en la Villa era un sueño en el que se combinaban voces y paisajes. Hoy, vuelven a mixturarse las voces, los paisajes y el entusiasmo renovado del Vocal Piuquén, anfitriones y organizadores de este festival maravilloso de los sanrafaelinos.

Omar Hueda, el director de la agrupación, nos presentó a sus integrantes: Silvia Baca y Bety Caterbetti - sopranos -; Mari Lluch y Marta Castañeda - contraltos- ; Rogelio Barón -tenor- y Rafael Ruiz Lúquez - bajo- .

¿Qué significa Piuquén?

Piuquén es “corazón” en voz mapuche. Somos un grupo coral formado por amigos que nos gusta cantar.

¿Cuándo nació Piuquén?

Hace mucho tiempo... más de 25 años.

¿Cómo fue el proceso de evolución?

¿Qué evolución? jajaja... No, al principio cantábamos más o menos bien...después empeoramos...jajaja

¿Cómo definís el trabajo de ustedes?

El trabajo es serio... pero normalmente nos juntamos a...tomar mate...comer algunas travesuras gastronómicas...y por ahí ensayamos...

¿Qué repertorio están trabajando?

Fundamentalmente música latinoamericana con una raíz acentuada en nuestro folclore.

¿Cómo surgió el Otoño Coral?

El Otoño surgió hace 11 años con la idea de descentralizar la cultura, que estaba "enquistada" en el radio urbano y la valiosa gente de los distritos tenía poco acceso a ella. Fue así que elegimos a nuestra querida Villa 25 de Mayo, para concretar este proyecto; allí encontramos poetas, cantores, artistas plásticos, artesanos y un puñado de vecinos colaborando e interactuando permanentemente con nosotros.

¿Qué proponen para esta edición?

Viene un reconocido Coral de la ciudad de Mendoza que pertenece a un Instituto Superior de Música y que se llama Julián Aguirre. Son aproximadamente 30 personas dirigidas por el maestro Joaquín Martínez Dávila que es quién tuvo la responsabilidad de dirigir aproximadamente tres mil voces en el cierre del último Cantapueblo. Ese mismo Director, conforma con su esposa Belén Segura el dúo Joaquín y Belén que son multi-instrumentistas, llegando a utilizar hasta cuatro o cinco instrumentos en un mismo tema.

También habrá algunas gotitas de Piuquén, para darles la bienvenida a los artistas que nos acompañan. El dúo de Bernardo Ríos y Adolfo González con su show de tango y el ballet de la Villa 25 de Mayo.

¿Qué proyecto tienen para este año?

Seguir divirtiéndonos con la música y viajar todo lo que sea posible.

Hay un proyecto para ir a Chile y otro para Venezuela.

¿Qué expectativas tienen para la nueva gestión de cultura en materia coral?

Encontramos una muy buena predisposición para construir proyectos culturales con el nuevo Director de Cultura de la Municipalidad de San Rafael y estamos elaborando un par de proyectos corales para el departamento.

 

Ping pong con Omar Hueda

Un lugar: un atardecer en el Nihuil con una caña de pescar en la mano.

Un músico: el viento haciendo música en los árboles...acompañado por el canto de los pájaros.

Una canción: la que está por venir a mi cabeza.

Una frase: La que decía mi abuela...”en mi casa éramos tan pobres...que el hambre salía antes que el sol”.

Un sonido: El sonido del agua bajando del arroyo.

Un maestro: El padre de todos los maestros...que es Dios.

Una palabra: Felicidad.

Un proyecto: ser feliz con lo que tengo y ya lo estoy cumpliendo.

Un escenario: El escenario que te pone la vida todos los días...qué mejor escenario que el sol...la montaña...el río...la luna...el mar.

Para escucharnos desde otro navegador que no sea Google Chrome, hacé click aquí.