Gustavo Bonessi: Versión mimo - teatral de las viejas novelas de tv

CULTURA

Este sábado, desde las 21:00, en el Centro Argentino, Biblioteca Mariano Moreno, vuelve a escena “Mío solo mío” una obra divertida y desopilante de Gustavo Bonessi (47) y el elenco Tercer Mudo que integra junto a Flavia Espinosa y Julieta Rodríguez.

La charla con Gustavo, docente de Mimo y Juego Dramático del IPA nos llevó desde su adolescencia hasta una lectura interesante sobre el teatro local.

¿Cómo te encontraste con la actuación?

Fue por el año 1992 me acerqué al Centro Culturar de Berazategui (cercano a mi barrio) para anotarme en el taller de Teatro pero ya estaba completo y me ofrecieron anotarme en el de Pantomima, y desde entonces se convirtió en mi pasión. Luego estudié en la Escuela de MimoTeatro de Bernal, donde tuve la suerte de cursar con un reconocido Mimo de Argentina, Rodolfo Sardu. Tres años después fui seleccionado como docente y formé parte del elenco de la escuela.

¿Cómo te definís en el teatro?

El teatro sobre todo es un espacio de libertad, por eso me gusta explorar los límites y en la rama a la que yo me dedico, lo gestual-corporal esa búsqueda nunca se termina, el cuerpo es infinito. Como dice Etennie Decroux (creador del mino contemporáneo) “Mi gesto continua en el tuyo”

¿Qué es lo que más te gusta arriba del escenario?

El escenario para mí va más allá del espacio escénico, siempre necesito poder ver a los ojos al público. El escenario tiene esa cuota de poder, es donde podes arrancarle un sentimiento al espectador y si es una sonrisa mejor.

Contanos de Mío solo mío…

Es una idea que traía hace mucho, viendo las actuaciones exageradas de las telenovelas centroamericanas de la década del ‘70, que a mi abuela la llenaban de congoja pero a mí me daban mucha risa. Me dije esto hay que llevarlo más al absurdo todavía, por eso la obra está llena de momentos disparatados y gestos que todos van a reconocer. Estrenamos en noviembre del 2015, hemos repetido varias funciones y el sábado 18 será la próxima en la Biblioteca. Tenemos proyección de mantenerla en cartel durante el año y llevarla a Mendoza.

¿Cómo ves el teatro en San Rafael, de ustedes al público y del público a ustedes?

Aquí el desarrollo del teatro está en pleno auge. Estamos en una etapa de crear público, de captar su interés, para lograrlo no solo necesitamos que el espectador sea modificado, conmovido por la lágrima o la sonrisa, sino que se debe mantener la calidad y llegar a él de manera profesional para que pase a ser parte del ”público de teatro”. Para que eso suceda, lleva su tiempo, pero tener semilleros como el IPA con su carrera de Teatro hace que la presión para que se difunda nuestro arte sea mayor.

¿Los grupos independientes tienen salas para llevar sus obras?

Hoy tenemos varios elencos conformados y varias obras listas. Hace poco hice un relevamiento de obras estrenadas en los últimos 2 años y que estén listas para salir a escena, y me llevé la grata sorpresa de que son 30 esas obras. Eso nos habla de lo prolífico de los teatreros locales. Pero en la actualidad la problemática más común para nosotros es no contar con una sala para presentar esas obras, las que hay están ocupadas por producciones de Buenos Aires y el resto de los espacios no están adaptados del todo al teatro y con escaso equipamiento, por lo que se hace inviable económicamente. Hoy la actividad está más sujeta a un cumulo de buenas voluntades, que a una política de desarrollo de la misma.

¿Cómo sigue Mío solo mío en el 2017?

La idea es seguir buscando espacios para realizarla y también nos gustaría poder ir a los distritos. También estamos esperando saber si quedamos seleccionados por el INT para el Catalogo de obras 2017, lo mismo que está la posibilidad que podamos representar a San Rafael en la muestra del Comecoco de Industrias Culturales en Mendoza. En realidad y a pesar de que ya la presentamos varias veces, es una obra que recién está empezando a caminar.

Ping pong con Gustavo Bonessi

Un lugar: la montaña.

Un maestro: Rodolfo Sardú.

Una palabra: Libertad.

Un gesto: Una carcajada.

Una obra: El Acompañamiento de Carlos Gorostiza.

Una frase: Justifica tus limitaciones.

y verdaderamente las tendrás.

Un sonido: Las tablas del escenario en un ensayo.

Mío solo mío: ¡Un disparate!

Un deseo: El desarrollo cultural

y artístico de nuestra comunidad. 

Para escucharnos desde otro navegador que no sea Google Chrome, hacé click aquí.