Celeste Derra: Sudorosa actuación sin límites

 

María Celeste Derra (32) oriunda de Jaime Prats, es actriz, técnica en turismo, profesora de teatro. Integra el Elenco La Sudorosa que dirige Pablo Domínguez y este fin de semana actuará en el Centro Cultural INCA de la Villa 25 de Mayo con “Vacas Gordas” y “Las Viejas”. Las bambalinas de una mujer que ama el teatro y la vida.

 

¿Cuándo descubriste que querías ser actriz?

Cuando me descubrí. En el teatro vivo etapas…cíclicas. Al principio es el reconocimiento de una misma. El enfrentarse a sí misma, desnuda de cotidianeidad, verse de adentro para fuera. Observarse afuera con el mundo que te rodea. Sentir a las personas. Me encontré con las sudorosas y supe que ahí me quería quedar. Uno se desarrolla con el otro. Por eso concibo al teatro como una actividad grupal, tan humana, tan solidaria.

 

¿Con quién estudiaste?

En la adolescencia conocí a Carlos Cubillos y fue el primero que me hizo seguir la hormiguita imaginaria… Después a los 24 empecé el profesorado de teatro: Tutu Castellani, (y la rueda de los deseos), Sergio Bianchini (y  Ditirambo), Daniel Fermani (y su pasión por el teatro griego y Shaskespeare) y nuestro director Pablo Domínguez. Hice talleres con maestros como Arístides Vargas, Charo Frances, Julia Varley… Y La Sudorosa!!

 

¿Qué sentís cuándo actúas?

¡¡El clímax de la actuación es salir al escenario y que haya público… mamita!!! Cinco minutos antes de salir me dan ganas de tirarme por la ventana, escaparme. Pero ahí aparece la mirada de Natalia, la templanza de Cristela, el abrazo de Pablo, la confianza de Ramiro. Una vez que puse el pie en el espacio escénico vivo el personaje y la historia. Y después el goce… desde que alguien del público te diga “muy buena, pero no la vería de nuevo, es angustiante”  (en Hechos Consumados) a que él público se repita en reiteradas presentaciones y nos acompañe con risas y la emoción… (en Las Viejas y Vacas Gordas). 

 

¿Hay algún género que te identifique más?

El drama, aunque he hecho más comedia. De todos modos en el grupo nos inclinamos más por el contenido. Y de ahí surgen las diferentes líneas de acción, técnicas y  mezcla de lenguajes. Lo que nos interesa es que los espectadores se desacomoden, se incomoden, se desconecten y conecten… se vayan pensando, aunque sea inconscientemente, despertar conciencia.

 

¿Cómo ves el teatro en San Rafael?

Vivo. Nace y vive constantemente. Hay mesetas y hay estallidos. Se presentan posibilidades de ver cosas diferentes y muy buenas. Hay que encontrar la manera que los espectadores lleguen a esas oportunidades.

 

¿Cómo fue tu llegada a este elenco?

¡¡Soy socia fundadora!! El grupo nació en el 2008 cuando empezamos el profesorado junto con Natalia Vincenti, Silvia Germanó y Elisabet Candia. Silvi y Eli tomaron diferentes caminos artísticos, con Natalia forjamos una relación artística y afectiva muy fuerte.  Y el año pasado se sumó Cristela Chacón, con su talento, responsabilidad y respeto por el arte teatral. Ramiro nos acompaña sólo en Vacas Gordas. Siempre trabajamos con Pablo como director. José Balada de la Banda EsLoQueHay nos acompaña musicalmente. Y Jime Iglesias con el maquillaje.

 

¿Qué papel haces en la obra?

En Vacas Gordas soy Renata. Una adolescente que lucha por ganarle a la marginación. Inocente y que se complementa con su hermano, el pícaro Michino (Ramiro Zalazar). Y en Las Viejas, soy una anciana, Consuelo, en los últimos años o en los últimos momentos de su vida… esto es confuso ante una remembranza permanente de un pasado mejor. Junto con Martirio (Natalia Vincenti) intentan asesinarse dejando en claro su visión del mundo que las rodea. 

 

¿Qué proyectos tenés para este año?

En marzo retomaremos Hechos Consumados, es una obra dramática escrita por Juan Radrigán. Mientras pretendemos comenzar un nuevo proyecto, ya tenemos la obra elegida!!

 

Ping Pong con Celeste Derra

 

Un lugar: la sala de ensayo (llámese comedor de la casa, garage, placita de enfrente…) .

Un maestro: “La Sudorosa Teatro”.

Un gesto: El saludo… si viene acompañado de una sonrisa mejor.

Una palabra: perseverancia.

Un sonido: el agua en el río.

Una obra: “Instrucciones para abrazar el aire” de Arístides Vargas.

Una frase: “…empiezo de abajo, de arriba, de afuera empiezo de vuelta pero nunca pienso en cambiar el lugar donde quiero llegar…” (EsLoQueHay).

Un actor: Diego Peretti

Un deseo: Viajar.