Vendimia: historias de sueños y sacrificios

Marcela Perdiguez, Nilda Eraso y Hebe Magrini, ex reinas nacionales. Marcela Perdiguez, Nilda Eraso y Hebe Magrini, ex reinas nacionales.

 

A horas de llevarse a cabo nuestra fiesta máxima, este evento nos remonta a sus principios. Porque el origen de esta festividad en San Rafael nos retrotrae a principios del siglo XX, cuando Rodolfo Iselín, el fundador, contagiado por la fiesta vendimial de Burdeos, en su Francia natal, decidió elegir a la Paisana de la Uva, según relato de don Alfredo Nomi publicado en el diario El Comercio. Las crónicas de Nomi dicen que “esas fiestas vendimiales se llevaban a cabo en los viñedos de Iselín al concluir la cosecha, donde realizaban bailes con cantos y tonadas en los largos callejones de la finca, culminando la celebración con la elección de la cosechadora más linda, a quien se coronaba con hojas de vid y racimos de uva". Hasta 1905 este tradicional evento solo se circunscribía a los viñedos del principal hacendado del viejo San Rafael,  pero luego se extendió hacia otras propiedades, especialmente a la Colonia Italiana, donde sus pobladores también recordaban las vendimias de sus viejas colonias de donde habían partido el siglo anterior.

En el año 1936 el entonces gobernador de Mendoza, Guillermo Cano, y su ministro de Industria y Obras Públicas Frank Romero Day, resuelven a través del decreto provincial Nº87 resuelven crear oficialmente la Fiesta Provincial de la Vendimia que luego se transformaría en nacional.

De este modo San Rafael ha logrado varios cetros nacionales como los obtenidos por Irene Roldán (1941), Hebe Magrini (1948), Nilda Eraso (1958), Clementina Herrera (1959), Isabel Golbano (1961), Teresa Wachowicz (1964), Josefina Izquierdo (1981), Marcela Perdiguéz (1982) y María Cecilia Fornara (1998).