Viernes, 25 de Septiembre de 2020

La Memoria del Alma: "Atreverse"

Atreverse

Para vivir hay que atreverse. Hay que decidir enfrentar la cotidianeidad y transitarla. Vivir requiere del coraje de darle sentido a cada instante. Atreverse a mirar al otro a los ojos y animarse a encontrar a una persona distinta que nos refleja y nos contiene.

Atreverse a sentir la amistad como un regalo de la vida misma que nos demuestra que nunca estamos solos, si tenemos al alcance del abrazo o del recuerdo un trayecto de la vida compartido con un amigo.

Atreverse a vivir como Dios manda. Con las buenas cosas que hay que disfrutar y con las malas de las cuales hay que aprender. Reconocer que la vida siempre tiene un amanecer que nos sorprende y un tiempo obligado para el descanso.

Atreverse a emocionarse, a sensibilizarse por lo que también le pasa a los otros que están viviendo el mismo tiempo que nosotros.

Vivir es tener el coraje y atreverse; y jugársela por uno y por las decisiones; y mirarnos con piedad el alma cuando nos equivocamos; y palmearnos la espalda cuando hacemos bien las cosas.

Vivir es aceptarse, amarse, tenerse compasión y sobre todo Atreverse a sorprenderse con cada nueva experiencia que nos hace más fuertes, mejores y sobre todo más sabios.

Por Susana Platero - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.